SANTA CRUZ

Gremiales tomaron como rehenes a periodistas y fotógrafos


Los comerciantes rechazan el traslado de mercados. Los periodistas fueron golpeados mientras realizaban su trabajo

Los comerciantes tienen un plazo de 72 horas para retirarse de la vía del 3º anillo, zona del mercado Abasto. Foto: Fuad Landívar
Los comerciantes tienen un plazo de 72 horas para retirarse de la vía del 3º anillo, zona del mercado Abasto. Foto: Fuad Landívar
Los comerciantes tienen un plazo de 72 horas para retirarse de la vía del 3º anillo, zona del mercado Abasto. Foto: Fuad Landívar
Los comerciantes tienen un plazo de 72 horas para retirarse de la vía del 3º anillo, zona del mercado Abasto. Foto: Fuad Landívar
Los comerciantes tienen un plazo de 72 horas para retirarse de la vía del 3º anillo, zona del mercado Abasto. Foto: Fuad Landívar
Los comerciantes tienen un plazo de 72 horas para retirarse de la vía del 3º anillo, zona del mercado Abasto. Foto: Fuad Landívar

01/12/2017

El fotógrafo de EL DEBER, Fuad Landívar, y un equipo de prensa del diario EL DIA, fueron secuestrados por más de 30 minutos por un grupo de comerciantes que participaba de una manifestación que rechaza el traslado de los mercados. La acción fue violenta y se tuvo que pedir presencia policial en el lugar.

"Me tomaron por la fuerza. Me golpearon, pero nada grave. Ellos estaba agresivos y reaccionaron. Yo solo cumplía mi trabajo", dijo Landívar en un breve contacto por teléfono.

Fue el mismo trabajador de la prensa el que informó que tuvo que negociar con sus captores para que lo dejaran en libertad. Confirmó que no sufrió daños en sus equipo de trabajo (cámara y tarjetas) pero que fueron minutos de mucha tensión los que vivió.

Municipio da un plazo a comerciantes

La Alcaldía había dado -ayer- un plazo de 72 horas de plazo para que los vendedores del Abasto despejen las vías adyacentes a dicho centro para realizar trabajos de mejoramiento. Los dirigentes gremiales piden se los convoque a un diálogo, caso contrario iniciaran acciones.

Momento en el que Landívar (de gorra y polera gris) era obligado a dejar de realizar su trabajo. Foto: Juan Delgadillo


 




En esta nota