SEGURIDAD

Zvonko asegura que seguirá firme tras nuevo revés de la justicia


Luego de siete años y cuatro meses encarcelado, y más de 10 solicitudes, le volvieron a negar el cese a la detención. Hubo lágrimas y expresiones de impotencia de sus familiares. Él mostró fortaleza y dice que no se ‘quebrará’

Matkovic, antes de conocer la determinación, señaló que seguirá con la misma fortaleza

29/07/2017

“Se declara improcedente y se rechaza la solicitud de cesación a la detención preventiva”, determinó el juez Sixto Fernández, del Tribunal Primero de Sentencia de La Paz. Una vez más se negó la posibilidad de que Zvonko Matkovic Ribera pueda defenderse del juicio que le siguen desde fuera de la cárcel. Tras emitirse el fallo, los familiares y amigos de Zvonko, que está acusado de terrorismo y alzamiento armado, expresaron su molestia y su bronca por lo que consideran una injusticia; su hijo lo abrazó y derramó lágrimas, al igual que algunos de sus familiares.  

Matkovic aseveró que seguirá firme, que defenderá hasta lo último su inocencia y que no se declarará culpable para obtener su libertad, como han hecho otros de los acusados, a quienes, dice, no juzga. 

Su abogado, Gary Prado Araúz, señaló que con esta ya son siete las solicitudes de cesación de detención que han sido rechazadas por este tribunal y que en total suman más de 10, considerando las rechazadas por otras instancias. Adelantó que  presentará una apelación. 

La palabra de Zvonko
“He visto cómo a Mario Tádic y a Elöd Tóásó, que estaban en el hotel Las Américas y se salvaron de ser asesinados, no les quedó otra opción que declararse culpables para ir a su casa con sentencias de cuatro años; y yo estoy hace siete años diciendo que soy inocente ¿tengo que seguir en la cárcel?”, expresó Matkovic ante el tribunal y los fiscales, además de recordar que existen 10 acusados en el proceso que se están defendiendo en libertad. 
Además, volvió a cuestionar que los fiscales sigan defendiendo la “acusación corrupta, con base en la extorsión”, que elaboró el exfiscal Marcelo Soza. 
“A mí me meten a la cárcel para poder sacarle plata a mi padre siendo que yo me presenté en La Paz y caí en manos de Marcelo Soza, que ahora está prófugo”, recordó Zvonko. 

Los alegatos

Los abogados Prado y Alberto Morales sostuvieron que Matkovic está detenido pese a tener solo un riesgo procesal, que era la obstaculización de justicia ante una posible comunicación con Alberto Melgar, que está en Uruguay, y que no existía riesgo de fuga. 
Por su parte, los fiscales Marco Rodríguez y Lisandro Álvarez señalaron que además de Melgar existía riesgo de comunicación con Renato Laguna que está prófugo. 

Asimismo, ante el argumento de que el caso estaba asentado con base en la acusación hecha por el exfiscal Soza, que se encuentra prófugo tras denunciarse que extorsionaba a personas para apartarlas del caso, el fiscal Álvarez dijo que Soza tiene un proceso y no una sentencia en su contra. “La defensa (de Zvonko) no ha demostrado ningún elemento como prueba de que Soza pidió plata a su familia”, dijo, lo que provocó las protestas y la indignación de los presentes. 
Prado recordó que hay tres personas que reconocieron que participaron de las extorsiones y fueron condenadas. 
Respecto a que el debido proceso determina que una persona no debe estar detenida más de tres años sin sentencia, los fiscales adujeron que eso prescribe en delitos contra la seguridad del Estado. 

Cuatro horas de tensión

La audiencia duró tres horas, a lo que se suma un lapso de una hora en que el tribunal deliberó a puerta cerrada para emitir su resolución. Durante el desarrollo, se vivieron momentos tensos, que empezaron cuando el abogado Alberto Morales, tuvo un entredicho con el juez Sixto Fernández, a quien reclamó porque consideró que no recibían el mismo trato que los representantes del Ministerio Público.

Luego, el fiscal Lisandro Álvarez acusó a la senadora Carmen Eva Gonzales de referirse a él como “payaso”, lo que derivó, sin ninguna explicación, en que el juez ordene a los policías hacer retroceder a la prensa a la parte de atrás de la sala. Asimismo, el abogado del Ministerio de Gobierno, William Arévalo, intentó amedrentar a una periodista radial tomándole fotos cuando cubría la audiencia. 



En esta nota



e-planning ad