BOLIVIA

Yeri Pedraza fue torturado y rematado con impactos de bala


Estaba amarrado de pies y manos, padeció torturas por sus captores, que pese a recibir el pago de $us 80.000 no tuvieron piedad, incluso lo filmaron para enviar imágenes


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/12/2018

El joven Yeri Willi Pedraza Rivero padeció en poder de sus captores, pues fue torturado y finalmente lo remataron con al menos 16 impactos de bala para dejarlo enterrado en una fosa por la zona de Montero Hoyos, en la misma propiedad donde lo filmaron para enviar las imágenes a sus familiares y pedir la recompensa.

El infortunado fue encontrado la tarde del sábado, y agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen acudieron al lugar para proceder al levantamiento legal del cadáver y trasladarlo a la morgue judicial de la Pampa de la Isla para la correspondiente autopsia de ley. Sus familiares acudieron a la morgue en medio de un silencio y pesar.

El fiscal encargado de las pesquisas, José Parra, aseguró que, de acuerdo a la autopsia de ley, Yeri Willi Pedraza murió como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico como consecuencia de lesiones gravísimas de arma de fuego en la cabeza y parte del tórax. Durante la autopsia de ley se detectaron lesiones en partes del cuerpo como el tórax, región abdominal y otros que fueron considerados evidentes signos de torturas. Además, el cuerpo estaba amarrado con cuerdas de pies y manos.



Dentro de las investigaciones, la Fiscalía colectó del lugar del suceso violento en Montero Hoyos las cuerdas con las que estaba amarrado, parte de sus prendas de vestir, además de casquillos de proyectiles. Los casquillos serán sometidos a laboratorio para establecer el calibre.

El mismo día de la filmación Las investigaciones que realizó la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, a la cabeza de Gonzalo Medina, señalan que el hombre fue victimado el 22 de octubre, el mismo día en que fue secuestrado y cuando los criminales lo filmaron para enviar las imágenes a sus familiares para pedir el rescate. La familia entregó $us 80.000 en dos pagos, pero pese a ello fue asesinado.

Sus familiares ayer optaron por el silencio. Solo quedaron registradas las declaraciones de su padre cuando el 22 de octubre su hijo salió en una camioneta de color negro para encontrarse con una mujer de nacionalidad brasileña. Desde entonces no regresó. Sus familiares aseguraron que depositaron el dinero del rescate dirigido a Paraguay. Para la Policía, los autores forman parte de una red mafiosa del narcotráfico. Hay dos personas detenidas en la cárcel que están relacionados con caso.



 




En esta nota