SANTA CRUZ

Carreteras están despejadas, pero el aguacero le pasa la factura al agro


En las comunidades Litoral y Hardeman estiman cerca de 1.500 hectáreas de arroz anegadas por la crecida del río Piraí y ruptura de un dique. Sedcam reporta 25 rutas provinciales en mal estado 

La ruptura de un dique en San Pedro inundó varias parcelas, convirtiéndolas en lagunas

03/01/2018

Una de cal y otra de arena. El recuento de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) indica que los 4.200 km que corresponden a los 13 tramos de la red vial fundamental de Santa Cruz están despejados, pero la torrencial lluvia causó inundaciones en campos de producción de granos en la zona norte de la región.   

A decir del director de la ABC Santa Cruz, Adhemar Rocabado, la amenaza de corte de carreteras por crecida de ríos y deslizamientos de  rocas, por ahora, se disipó. 

Refirió que en la jornada de intensa lluvia se atendió un evento de emergencia en la ruta a los valles -deslizamiento de una roca en el tramo Samaipata/Cuevas, sector El Fuerte- que condicionó el tráfico vehicular por un solo carril. 
Maquinaria pesada y personal  movilizados en este punto retiraron la piedra y restablecieron, después del mediodía de ayer, la circulación vehicular. 

El otro evento tuvo lugar en el puente del río Yapacaní. La crecida extraordinaria y el caudal de las aguas de este afluente asustaron a los pobladores de la zona que, según fuentes del sector transporte, impidieron el paso vehicular como medida de precaución y por temor a la caída del puente. 

Una comisión de técnicos de la ABC evaluó la infraestructura y la plataforma, y al constatar que no había peligro dio luz verde al paso de vehículos. Se detalló que los puentes de La Amistad e Ichilo están transitables, pero recomiendan transitarlos con precaución.  
Si bien pasó la emergencia en el tema vial, Rocabado recomendó a los transportistas tener cautela,  sobre todo en la ruta a los valles cruceños donde la humedad provoca el deslave de cerros.

La carretera que vincula a Santa Cruz con Beni,  la ruta Bioceánica, el circuito a la Chiquitania y la vía a Camiri están expeditos con precaución. 
Según el Servicio Departamental de Caminos (Sedcam), 25 rutas de las 289 que están a cargo de la Gobernación de Santa Cruz y que corresponden a las provincias Andrés Ibáñez, Obispo Santistevan, Ichilo, Vallegrande, Florida y Cordillera quedaron intransitables. 
El mal estado fue atribuido al colapso de la alcantarilla y puentes, derrumbes e inundación de plataforma y crecidas de ríos. 

Lluvia golpea al agro 
Cabizbajo,  Óscar Cusi, mira sus 10 hectáreas de arroz anegadas, se agacha y arranca  unas pequeñas plantas del grano y dice que “todo se ha perdido”. Levanta su mirada y ve  la inmensa laguna en la que quedó transformada su parcela, mientras unos batos con grandes sancos se pasean sobre ella y se alimentan del cultivo, luego mira al cielo  mientras las gotas de lluvia golpean su rostro lleno de impotencia.

El productor, de 69 años, es uno de los más de 3.000 agricultores afectados  del municipio de San Pedro por la ruptura de un dique de contención que protege a esta comuna de las aguas del río Piraí.

La improvisada obra fue construida hace un par de años por la Alcaldía de la zona y productores para frenar el cauce violento del rio en época de lluvia. Pero las intensas precipitaciones mermaron su frágil  estructura de arena y troncos,  provocando como saldo cerca de 1.500 hectáreas de arroz afectadas en las comunidades el Litoral y Hardeman, que forman parte de este municipio productivo.

Alejandro Panoso, director de Desarrollo Productivo y Medioambiente de la Alcaldía de San Pedro, informó de que existen otras 5.000 hectáreas afectadas en la comunidad de Canandoa, pero no se recabó información oficial. 

El  temporal también afectó los sembradíos de las comunidades de Hardeman, Piraí, Carmen y Peta Grande. Además, los  sindicatos agrícolas  9 de  Abril, Estrella del Norte,  12  de octubre y la cooperativa Santo Domingo, que operan en estas zonas, tienen paralizada la siembra de soya y afectada la producción de arroz.

En San Pedro, según datos de alcaldía de este lugar, se produce el 40% de la soya de todo el departamento.  Son cerca de 500.000 hectáreas, pero por el mal  clima la siembra solo avanzó un 20%.

Productores consultados pidieron apoyo a las autoridades para la construcción de defensivos.   

Desde la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), el gerente de Planificación, Jaime Hernández, señaló que la lluvia golpea por dos frentes a los productores de la zona norte. Aseguró que la inundación de los campos frenó la siembra de soya de la campaña agrícola de verano. 

De las 240.000 hectáreas proyectadas entre Minero y Peta Grande se han plantado 130.000. Además, según refirió, al menos 10.000 hectáreas del ‘grano de oro’ permanecen sin cosechar.

 Desde La Paz, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, indicó que se evaluarán los daños a la producción de soya tras la intensa lluvia registrada en zonas productoras de Santa Cruz.



 




En esta nota