SANTA CRUZ

Venden perros sin control ni vacuna y la gente se expone


Vecinos no miden consecuencias al manipular cachorros en las calles. El Sedes pide frenar esta venta informal


22/05/2017

Niños y adultos, incluso en familia, detienen sus pasos sin temor ante la venta de cachorritos en el mercado Los Pozos. Algunos ni siquiera para comprar, solo para tener la posibilidad de cargarlos un momento.


Otros agarran varios perritos para decidir cuál mascota llevar, y no miden consecuencias al momento de acercarlos a la cara mientras los cachorritos responden el gesto con lamidas en el rostro. Hay quienes hasta los besan.


Los vendedores señalan precios que van desde Bs 120, 150, 180 hasta más de 200, dependiendo de la raza del animal. Pero cuando se les pregunta si están vacunados, responden que solo han sido desparasitados porque son cachorros con menos de tres meses. Así lo evidenció EL DEBER.
María Elena Chamo y Salvador Santillán pagaron Bs 200 por un cachorro. Contaron que es su primera mascota,  y saben que tienen que llevarla a vacunar y darle los cuidados. Si bien la vendedora les dijo que el perro no está vacunado porque apenas tiene dos meses; sin embargo, de acuerdo a las recomendaciones del Servicio Departamental de Salud (Sedes) este animal ya debería haber sido vacunado. El responsable del Sedes, Roberto Tórrez, informó que todo perro se debe vacunar al mes de nacido, luego a los tres meses, a los seis meses y al año. Si ha seguido esos pasos, recién se puede decir que está protegido contra el mal de rabia.

Más control a los puestos
Tórrez  insistió en que los cachorros son los de mayor riesgo, por lo que no debe permitirse esta venta, y que solo se compre en veterinarias y puestos regentados por veterinarios, pero además, el comprador debe exigir un certificado de vacuna local, porque si traen de otro lado, puede ser falso.
 Dijo que los padres que regalan perros o gatos a sus hijos, los exponen a un riesgo muy grave. “Cuando se presentan los síntomas de la rabia, es 100%  letal; pero cuando se notifica a tiempo, la prevención es 100% efectiva”, explicó.

Un mal irreversible
Tórrez resaltó que la rabia se puede transmitir a humanos, no solo por las mordidas, sino también por la lamida en los ojos, en la nariz y la boca de la persona. El virus contamina las membranas mucosas.
Las autoridades recomiendan que la gente no tenga tantos perros, para luego dejarlos en la calle. Julia Garnica, del barrio Melchor Pinto, dijo que en su zona hay tantos perros callejeros, que hasta tiene que salir con un palo para espantarlos. El Sedes pide a los vecinos que lleven a un centro de salud, cualquier perro o gato que muera en el hogar, para que hagan el análisis y descarten que tenga rabia.  
 



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad