SEGURIDAD

Usarán radares para frenar, al menos un 80% de narcovuelos


La Felcn estima que con la instalación de radares se reducirá los vuelos de narcoavionetas que llegan al oriente desde la selva de Perú. Estos detectores serán montados en zonas fronterizas vulnerables al narcotráfico. 

La firma del contrato para la ejecución del sistema de radares fue en agosto de 2016

03/11/2017

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) estima que con la instalación de los 13 radares adquiridos a Francia se reducirá hasta un 80% el tránsito aéreo de cocaína peruana que llega al oriente boliviano y que luego es llevada a Brasil. Con la aplicación de esta tecnología, la Policía antidroga considera que logrará afectar las estrategias que usan las mafias del narcotráfico para sobrevolar cielo boliviano. Los radares serán instalados a partir de 2018. 

El sistema de radares implica la ejecución de una nueva legislación que permita, por lo menos, obligar a las avionetas ilegales que aterricen o, en caso extremo, derribarlas si desobedecen el pedido de descenso. Una fuente policial indicó que este proyecto estima la reducción de, por lo menos, un 80% del tráfico aéreo de la cocaína que es producida en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), zona productora de droga que está en plena selva peruana.

“Lo principal para que desaparezca esta zona de tránsito es tener una nueva legislación que controle el espacio aéreo. Si se ve una aeronave que no está  registrada, se la pueda bajar, como en Brasil o Perú. Se reducirían un 80% las actividades de sobrevuelos, a no ser que los narcotraficantes se modernicen con aeronaves que burlen los controles de radares, porque ahora usan avionetas de los años 70", detalló el jefe policial. 

Al respecto, el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, señaló que los radares permitirán que el país cuente con un circuito completo para detener e identificar los vuelos que ingresen de forma ilícita en el espacio aéreo boliviano. La autoridad evitó hacer cálculos, pero remarcó que la intención es llegar a eliminar los narcovuelos.    

Lugar de radares
“Se ha sugerido que los radares se ubiquen también en puntos móviles y no solo en lugares estáticos. Estos equipos permitirán a la Policía antidroga obtener información clasificada en tiempo real”, detalló Cáceres.  

En 2016, el Gobierno de Bolivia inició el proceso de adquisición de 13 radares militares y civiles de la empresa francesa Thales air Systems. Estos equipos formarán parte de un sistema integrado de control del espacio aéreo y de lucha contra actividades ilícitas, como el narcotráfico y el contrabando.

La inversión llega a 215 millones de dólares y el primer radar llegará a principios de 2018, según informó el viceministro de Defensa, general José Begazo. El aparato ya está concluido y el embajador de Bolivia en Francia, general Gonzalo Durán, será quien lo envíe al país con los mecanismos de seguridad requeridos por París. 

Cáceres destacó que el sistema de radares será instalado en zonas fronterizas que son vulnerables al narcotráfico. Indicó que se está estudiando colocar los aparatos en los límites con Perú en la selva y el lago Titicaca; en la frontera con Brasil, en los departamentos de Beni y Santa Cruz; en los límites con Argentina; y en Cobija, Pando. 

El presidente Evo Morales confirmó la llegada del primer radar a principios de 2018 y destacó que estos aparatos son pagados con recursos del Tesoro General de la Nación (TGN).  

Bolivia se moderniza

El viceministro Cáceres añadió que se trabaja con los países vecinos para intercambiar información respecto a la lucha antidroga. Brasil, Perú y Argentina cuentan con sistemas de radares y estas naciones requieren que Bolivia se actualice en este sistema de control para coordinar acciones conjuntas.   

Por ejemplo, en la reunión de coordinación entre Bolivia y Brasil, que se desarrolló en agosto en Santa Cruz, se acordó la cooperación en tecnología por parte de Brasilia. Este pacto implica que la Policía brasileña compartirá tecnología de satélites, drones y aeronaves con sus pares bolivianos. 

“Es posible hacer una combinación de la gente con la tecnología, con aviones para impedir la llegada internacional de transporte de drogas”, destacó el ministro de Justicia de Brasil, Torquato Jardim. 

Mientras, la fuente policial informó que la policía antidroga boliviana ya trabaja en los posibles efectos que traerá la aplicación de los radares en las mafias del narcotráfico. Uno de ellos es la posible incursión de avionetas más modernas que realicen vuelos bajos burlando las ondas de los detectores. 

“En Brasil y Argentina, los narcotraficantes utilizan avionetas más modernas que hacen sobrevuelos cuando son detectados por los radares, vuelan muy cerca del piso; entonces se dan modos y ya se trabaja en respuesta de estos efectos”, remarcó la fuente policial. 

Diez horas de vuelo entre Perú y Bolivia

Un piloto debe soportar diez horas de vuelo en una avioneta acondicionada entre el oriente boliviano y la selva peruana. El pago por ese periplo es seductor: 20.000 dólares. Así operan las mafias peruanas en Bolivia. Los emisarios alquilan aeronaves y pilotos para que vayan al Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en Perú, a recoger la cocaína producida en esa zona. En el tramo hacen paradas técnicas, de acuerdo a las condiciones de la avioneta. 

Un informe de la Dirección Antidroga (Dirandro) del Perú reveló, en mayo de este año, que los clanes familiares que operan en el Vraem tienen nexos en Bolivia de su misma nacionalidad. Son ellos quienes en Beni o Santa Cruz contratan avionetas y pilotos para que hagan el periplo de diez horas. 

En suelo solo llegan a estar diez minutos para cargar combustible y dependiendo de las características de la aeronave se hace un plan de vuelo. Una avioneta antigua puede aterrizar hasta cuatro veces en las diez horas de vuelo entre Beni y el Vraem. Una moderna, que son muy pocas, lo hace solamente dos veces. 

COORDINACIÓN

Asesoramiento a militares
Como parte de los acuerdos entre Bolivia y Brasil, se determinó que técnicos de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) visitarán y conocerán el manejo del Centro de Control del Espacio Aéreo de Brasil mediante radares modernos. Esta actualización ayudará a militares bolivianos en el manejo de los radares que llegarán a Bolivia.  

Agentes de enlace
La Paz y Brasilia también acordaron la ejecución de intercambio de información mediante agentes de enlace que trabajarán en la frontera. Los oficiales bolivianos trabajan en los estados brasileños de Rondonia, Mato Grosso y Acre. Mientras que policías de Brasil trabajarán en poblados de Beni, Santa Cruz y Pando.  

15 vuelos impedidos
En Brasil, solo en el mes de julio, se logró impedir 15 vuelos de avionetas no registradas. Estos resultados se dan tras la implementación del sistema de radares en la extensa frontera con Bolivia. 



En esta nota



e-planning ad