SANTA CRUZ

Dan de alta a un policía y otros 6 heridos siguen internados


El policía Fernando Contreras fue dado de alta ayer del hospital Obrero de la Caja Nacional de Salud. En la clínica Foianini están internados los otros seis heridos, ya que el encargado de cámaras fue transferido a ese centro

Familiares de Julio César Méndez el jueves en el San Juan de Dios. El encargado de las cámaras de vigilancia ahora está en la clínica Foianini

15/07/2017

Un día después del intento de atraco a la importadora Eurochronos, el policía Fernando Contreras (34), que recibió un disparo en la espalda, fue dado de alta del hospital de la Caja Nacional de Salud (CNS), mientras que los otros seis heridos permanecen internados en la clínica Foianini; tres de ellos en terapia intensiva y el resto en internación.

Ayer, después del mediodía, el oficial Contreras dejó el hospital Obrero de la CNS y deberá continuar su recuperación en su domicilio, según informaron en el hospital. Sus familiares evitaron contacto con los medios de comunicación.

Entretanto, en la clínica Foianini, donde fueron asistidos la mayoría de los heridos, permanecen internados Érick Peña, gerente de Eurochronos; Jeannine Vargas Gonzales, Roxana Serrano (funcionarias de la misma importadora) y los policías Dionisio Castro Vaca y Franz Cáceres López, al igual que Julio César Méndez Salvatierra, encargado de cámaras de la misma importadora, que ingresó la noche del miércoles transferido del hospital San Juan de Dios.

Tres están en terapia
El informe de la clínica con respecto a la evolución de la salud de los heridos fue escueto ayer. Se explicó que el último paciente ingresó la noche del jueves y que todos ahora se encuentran estables, tres de ellos en terapia intensiva y tres en sala.
Fuentes no oficiales informaron que los que reciben asistencia en terapia intensiva son Érick Peña, a quien se le retiró una bala de la región del tórax; el policía Castro, que tiene heridas en las piernas; y el encargado de las cámaras de vigilancia de Eurochronos, Julio César Méndez, que recibió un impacto de bala que afectó su pierna derecha. 

Según los familiares de Méndez, el joven de 30 años fue asistido en primera instancia en la clínica Melendres y de allí lo derivaron al San Juan de Dios, donde fue sometido a una cirugía y luego transferido a la clínica privada Foianini.

“No he podido hablar con él porque todavía está inconsciente. Él es el encargado de las cámaras y fue tomado como rehén”, refirió su mamá, Elizabeth Díez, visiblemente preocupada por su hijo, quien entre la confusión que reinaba el jueves fue tomado por la Policía como sospechoso de cooperar con los delincuentes, lo que después fue descartado.

“Trataron a mi hijo como a un animal, lo tenían con escoltas y todo en el San Juan Dios. Gracias a Dios anoche aparecieron los abogados de Eurochronos y todo se aclaró”, dijo la mamá.
Su esposa, Daniela Soleto, también se lamentó por la situación que pasaron. “Mi marido es trabajador de Eurochronos desde hace tres años. Es un hombre humilde y honesto, mientras lo calumniaban él se debatía entre la vida y la muerte”, se quejó.
Por su parte, los familiares del policía Dionisio Castro contaron que el día del atraco, los malvivientes lo utilizaron como escudo humano, pero que afortunadamente salvó su vida. 

“Está asustado. Fue herido en la pierna. Hemos hablado por teléfono con él y dice que está mejorando, pero su estado es delicado”, dijo uno de sus hijos.
Otra familiar agregó que estos hechos deben hacernos reflexionar. “A él es a quien el delincuente le quita el chaleco. Gracias a Dios está con vida”, señaló refiriéndose a las imágenes del hecho. 



En esta nota



e-planning ad