SANTA CRUZ

Un incendio en El Puente destruye 1.000 ha de bosque y golpea a la biodiversidad


La sequía y los vientos contribuyen a que se incrementen los focos de quema a escala departamental. Durante este mes se registraron más de 2.400 quemas, según la Gobernación. Piden a la población ser consciente de sus acciones

Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/07/2018

La temporada seca trae consigo una preocupación que año tras año deja en la nada a miles de hectáreas de bosques y pastizales a causa del fuego. El último incendio de magnitud se registró una vez más en la provincia Guarayos, en el municipio de El Puente, donde la quema de basura en una vivienda situada en la comunidad La Cachuela se convirtió en un incendio forestal, que devoró cerca de 1.000 hectáreas de bosque.
Según el reporte emitido por el bombero forestal y comunicador  Haiver Égüez, el fuego se inició en horas de la mañana del viernes y se propagó a raíz de los vientos fuertes. Tras una ardua labor de combate al fuego, recién ayer, por la tarde, se lograron sofocar las llamas. Los bomberos utilizaron más de 10.000 litros de agua para apagar el fuego. 

En la faena intervinieron los bomberos forestales voluntarios, personal del municipio, de la Gobernación y vecinos de la zona. No se registraron daños personales, pero sí de flora y fauna, pues en la zona se encontraron animales calcinados y la vegetación quemada.
A inicios de esta semana también se registró otro incendio en la misma provincia, en este caso en Ascensión, donde el fuego arrasó 70 hectáreas de monte y amenazó con llegar a las viviendas y a una planta de gas. Lo mismo ocurrió en Warnes; las autoridades mantienen la alerta.

Cinthia Asín, secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, no ocultó su preocupación con respecto a estos hechos que ponen en riesgo a la población y la biodiversidad. Señaló que en lo que va del mes se registran más de 2.400 focos de quema y 6.900 en lo que va del año, números que son similares a los reportados en la anterior gestión. 

“La situación y los riesgos se agravan. No hay conciencia del ciudadano. Si hay viento y pastizales secos, no deberían quemar”, dijo la autoridad, y agregó que las unidades de alerta temprana y las capacitaciones para evitar estos fenómenos se mantienen.

Para Asín, debe haber un compromiso de otros actores sociales para disminuir las quemas. Aseguró que la Gobernación ya destinó Bs 40 millones a  programas de capacitación.
Según datos del Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif), este sábado por la mañana ya había 67 focos de quema nuevos y  50 focos persistentes. En julio, la mayor cantidad de fuego se registró el día 19 con 259 focos. 

Alerta en la capital
De acuerdo con el responsable de operaciones de los bomberos voluntarios de Fundasol, Martín Santos, en el radio urbano se atendieron ocho incendios de interfase (pastos y terrenos) en la zona norte y en la ruta a Cotoca. Los 15 bomberos desplazados, que trabajan con otras unidades de emergencia, utilizaron más de 4.000 litros. Piden a la población más ser cauta con sus acciones.


 




En esta nota