SANTA CRUZ

Un bebé muere tras sufrir quemaduras en una incubadora improvisada en Warnes


El menor nació prematuramente por lo que requería de una incubadora,  pero al no existir un equipo disponible, improvisaron una que le terminó provocando la muerte


La familia del recién nacido buscó salvar su vida trasladándolo a hospitales de Santa Cruz, pero no fue posible.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/01/2019

Un recién nacido murió este jueves tras sufrir quemaduras de tercer grado en varias regiones de su cuerpo en una incubadora improvisada en el hospital Nuestra Señora del Rosario de Warnes, distante a 30 kilómetros al norte de la capital cruceña.  El bebé que nació prematuro, requería de una incubadora y, al no existir una disponible en el principal centro hospitalario de ese municipio, buscaron una alternativa artesanal.

Los familiares de Carmen Salvatierra, madre del menor, denunciaron negligencia médica, por las quemaduras sufridas por el menor que había nacido en buenas condiciones de salud. Scarlet Pasabare, tía del menor, indicó en contacto telefónico con EL DEBER que el menor fue colocado en una "cuna con luces", donde sufrió las quemaduras de tercer grado. "Al bebé lo dejaron solo con esa calefacción, con esas luces que lo quemaron... una supuesta cuna con luces", lamentó. 

Cuando buscaron explicaciones del director del hospital de Warnes, Julio Villa, les dijo que el viernes iba a tener un informe. 

El bebé fue trasladado hasta el Hospital Japonés y luego al hospital de Niños Mario Ortiz Suárez de Santa Cruz con la esperanza de salvarle la vida, pero no fue posible por la gravedad de las heridas.

Marcelo Ríos, director del Sedes, dijo que instruyó una investigación inmediata para tener datos precisos sobre el caso. "Ya está instruida la investigación y esperamos tener mañana un informe del hospital del Niño, hay indicios de una mala acción médica", manifestó en contacto con EL DEBER. 

Denuncia de la tía del menor:

 

EL DEBER intentó comunicarse vía teléfono con el director del hospital de Warnes y autoridades municipales, pero no contestaron sus teléfonos, pese a que vía WhatsApp se logró comunicar el pedido de una entrevista.

El cuerpo sin vida del menor está siendo velado por sus seres queridos en Warnes. En redes sociales se registró un repudio generalizado por este caso. 

Familiares de la madre denuncian negligencia médica:



 




En esta nota