SANTA CRUZ

Traslado gremial al mayorista pondrá fin a cobros de 34 asociaciones


Dos asociaciones gremiales del actual mercado Abasto admitieron que cobran por mes desde Bs 10 hasta Bs 60 a cada comerciante; sin embargo, algunos vendedores aseguraron que el pago es semanal

La protesta fue porque se oponen al traslado de los mayoristas al nuevo mercado Abasto Sur

11/11/2017

Con el traslado de los comerciantes de 34 asociaciones que hay en el mercado Abasto al nuevo Centro Mayorista de Abastecimiento, también conocido como Abasto Sur, el gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra espera poner fin a los  aportes que hacen los comerciantes a sus asociaciones.  

Una autoridad municipal, que pidió reserva de su identidad, informó de que los comerciantes   pagan a sus asociaciones para tener derecho a estacionar un vehículo con productos, colocar una caja o canasto en el espacio público para comercializar dicha mercadería, e incluso son sujetos de cobro de multas económicas en caso de salirse medio metro del espacio asignado o dejar de vender un día.

Con el fin de corroborar el dato, EL DEBER hizo consultas a varios comerciantes, tanto mayoristas como minoristas. Según don Filiberto Fernández, comerciante mayorista de tomates, cada semana paga Bs 15 para asentar sus cajas y vender en la vía pública, mientras que Félix Bravo,  cancela Bs 10 a la Asociación 24 de Agosto para así tener el derecho de vender las hortalizas que adquiere de productores de los valles cruceños. 

Los ambulantes tampoco se libran de los cobros, aunque hay excepciones, como el caso de   Mónica Pucho, que asegura no hace ningún pago porque para vender sus productos debe deambular con su carretilla por las calles y aceras del Abasto.
  
El descargo de los dirigentes
Sobre el tema, Aldo López, dirigente de la asociación  Aproca del mercado Abasto interno, que aglutina a 220 comerciantes, entre mayoristas, minoristas y ambulantes,  explicó que el cobro que se hace es mensual y que el dinero recaudado es destinado para pago de gastos de oficinas, secretarias, material de trabajo y personal de seguridad. 

En esta asociación  recauda cada mes  Bs 11.200 y ese monto sale de los aportes mensuales de Bs 60 que hace cada uno de los 30 comerciantes mayoristas. Los 150 minoristas también aportan esa misma cantidad de dinero, mientras que cada uno de los 40 ambulantes debe pagar Bs 10.

“Es compleja la situación del mercado Abasto, porque hay asociaciones que afilian a comerciantes mayoristas, a productores mayoristas, a gremiales minoristas y también a ambulantes”, explicó López.

Otro dirigente que se animó a dar cifras de la recaudación que hacen las diferentes asociaciones fue Anselmo Mercado, que lidera la Asociación de los Comerciantes Mayoristas 19 de Marzo del mercado Abasto.

La organización de Mercado tiene 300 afiliados que comercializan papa y cebolla, cada uno debe aportar cada mes Bs 50, es decir, que mensualmente se recauda Bs 15.000. Este dinero es destinado al pago de algunos servicios básicos como el consumo de energía eléctrica (Bs 18.000) , pago al personal que hace limpieza, pago a guardias privados para dar seguridad a comerciantes y compradores. Además, cuando la Alcaldía ordena el cierre del mercado para hacer limpieza de esos predios, los comerciantes deben hacer un nuevo aporte para cancelar los 100.000 litros de agua que se utilizan para asear las instalaciones. Se contrata los servicios de 10 cisternas, debiendo cancelar Bs 1.000 a cada camión.

Por su lado, Margarita Torrico, que lidera otro sector de comerciantes mayoristas del mercado Abasto, negó que su organización haga cobros a sus afiliados por uso del espacio público.   “Nosotros no hacemos cobros por sitiaje ni alquilamos locales, ahora con el traslado no sé cuánto vamos a tener  que pagar a la Alcaldía”, dijo Torrico, que está en desacuerdo con el traslado de los mayoristas al nuevo mercado, ubicado en el octavo anillo.

La gratuidad es temporal

Una vez que se concrete el traslado de los mayoristas al nuevo mercado, la Alcaldía no cobrará ni un centavo a los comerciantes durante seis meses; sin embargo, posteriormente sí lo hará, aunque los montos aún no han sido divulgados. En una sesión del Concejo algunos secretarios se animaron a citar cifras, pero la presidenta del órgano deliberante, Angélica Sosa, les dijo que ese tema se analizaría después.

Con el traslado gremial, el gobierno municipal busca evitar que los comerciantes  que son dueños de más de dos puestos, lucren con el cobro de los alquileres de los locales que hay en los mercados municipales, por ello,  dispuso que la asignación de los puestos (abiertos y cerrados) en el nuevo mercado sea rotativa y por un tiempo determinado.

Los que autorizarán la ocupación de dichos puestos son los administrativos de este nuevo centro de abastecimiento, bajo el mando de la exconcejala Carol Viscarra, quien ayer velaba para que todo esté listo para recibir oficialmente a los mayoristas este miércoles 15, aunque el municipio autorizó que el traslado se inicie este lunes.

Comerciantes bloquearon el tercer anillo
Comerciantes mayoristas y ambulantes del mercado Abasto  bloquearon ayer el tercer anillo en rechazo al traslado al Centro Mayorista de Abastecimiento.

El cierre de las vías se inició temprano por la mañana, perjudicando el tráfico de vehículos. 
La protesta no solo fue por la forma de asignación de puestos, dijo el concejal y gremialista José Luis Maturana, sino también porque el jueves los comerciantes minoristas recibieron la orden de desalojo de los espacios públicos y porque muchos vecinos de la zona ya no los dejaron asentarse en el lugar y eso impidió que puedan vender sus productos. 

Durante el bloqueo los comerciantes exhibieron pancartas con mensajes contra la presidenta del Concejo, además gritaban estribillos, como: “Esto es Bolivia, no es Colombia”.

En los carteles, los mensajes decían: “Mercado mayorista, negocio de Sosa”, “El pueblo dice no al traslado” y “Basta de atropello”, “La ley 136 se respeta carajo”.

En la protesta no se registró enfrentamientos, salvo algunos cruces de palabras con los transportistas que circulaban por la zona.
Por la tarde, los gremiales se reunieron con la administradora del mayorista, Carol Viscarra; con la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, y otras autoridades municipales, quienes les mostraron el nuevo mercado que se construye para los comerciantes minoristas del Abasto en la zona de El Dorado.

Luego de la reunión, los gremiales suspendieron el bloqueo, pero no descartaron retomar la medida de presión. Indicaron que vecinos de El Dorado no están de acuerdo con que allí funcione un mercado, pues supuestamente a ellos se les dijo que el edificio en construcción iba a funcionar un centro para arreglar pupitres.

 



En esta nota



e-planning ad