SANTA CRUZ

Transportistas declaran la guerra al BRT y la Alcaldía aprueba la ley


Unos 1.300 micros ahogaron el tráfico en el centro de la capital cruceña en protesta por la ley de movilidad urbana, que incluye la implementación del BRT. Para el lunes anuncian otro plantón. Percy promulgó la norma anoche


Más de 1.000 microbuses, todos nuevos bloquearon el tráfico en el primer anillo. Fotos: Fuad Landívar y Jorge Uechi
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/04/2019

Alrededor de 1.300 microbuses circularon ayer vacíos y en doble fila por la vía derecha del primer anillo de circunvalación, desbordando el de por sí caótico tráfico vehicular del centro citadino, en rechazo a la Ley Municipal de Movilidad Urbana y en contra de la implementación del BRT (servicio de Bus de Transporte Rápido), cuya puesta en marcha representa para los transportistas una pérdida de poder y una pérdida de espacios dentro de la urbe, por lo que han declarado la guerra al proyecto municipal.

Ayer, paralizaron parte de la ciudad miembros de los sindicatos de transporte urbano Santa Cruz, 24 de Septiembre, Andrés Ibáñez y 21 de Mayo, cuyo bloque, que aglutina a 121 líneas de micros, anunció otro plantón para el lunes próximo de igual forma en el centro de la ciudad, en el afán de conseguir que el gobierno municipal tome en cuenta sus observaciones.

Los ciudadanos se vieron perjudicados por la medida. En las paradas del primer anillo, decenas de usuarios esperaron micros en servicio, pero solo pasaban los que estaban en la protesta. José Antonio Centeno, usuario, renegó porque la caravana interminable de micros retrasó su llegada a la universidad, pues bloqueó el tráfico desde las 7:00 hasta las 10:45, cuando los buses se desconcentraron después de copar todo el primer anillo. “Salí temprano de mi casa, pero no sabía de la trancadera”, señaló el joven estudiante de Sicología.



Empero, las protestas parecen caer en saco roto, pues ayer el alcalde Percy Fernández promulgó la cuestionada Ley de Movilidad Urbana luego de que el Concejo la aprobara con nueve votos a favor. Hubo dos abstenciones. Poco antes, Angélica Sosa, presidenta del Concejo Municipal, dijo que la Ley de Movilidad Urbana seguirá adelante, porque considera que Santa Cruz necesita un sistema de transporte moderno.

Sosa añadió que en la reglamentación de dicha ley se agotarán las reuniones con los transportistas hasta llegar a un consenso, pero siempre dentro del marco de la norma legal.

¿Cómo funcionará el BRT?

El sistema de transporte que propone el municipio incorpora un carril de uso exclusivo en el lado izquierdo de las vías de ida y vuelta del 1.er anillo, con buses con capacidad para 90 pasajeros.



El servicio contará con una red de estaciones de espera instaladas en medio de la vía de los buses y de los vehículos particulares, plan que prevé readecuar la infraestructura vial con un financiamiento que supera los $us 22 millones de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

“El transporte de Santa Cruz es arcaico, es pésimo; invade el espacio público. Esta ley es para todos, para que se respeten nuestros derechos constitucionales, que podamos circular de forma libre, donde no estemos sometidos a un poder económico que no es el dueño de las calles. El dueño de la ciudad es la población”, expresó Angélica Sosa.

La propuesta transportista

Los dirigentes del gremio urbano consideran que el proyecto de BRT es inaplicable como lo presenta la Alcaldía. Ellos ofrecen un servicio similar con buses de nueve metros de longitud, circulando por el carril derecho de ambas vías, sin necesidad de destruir el asfalto, con paradas más seguras en el lado de las aceras y sin destruir el parque central.

“Con el BRT no se podrá cambiar de carril porque colocarán 5.000 balizas. Nosotros propusimos circular por el lado derecho con un vehículo de nueve metros, con dos puertas. Estábamos en esas conversaciones y nos sorprendieron con un vehículo de 11,5 metros, lo que quieren es gastar plata, hacer una obra grande, majestuosa, están desesperados, porque la gente está cansada de tanta corrupción”, dijo el dirigente Aldo Terrazas.



Mario Guerrero, otra cabeza del sector, indicó que la ley de movilidad urbana aprobada ayer violenta la Ley N.º 165, General de Transporte y la Constitución, pues contempla el incremento de los impuestos a vehículos usados. Asimismo, dijo que el BRT contradice el Código de Tránsito que dispone la circulación vehicular por el lado derecho y el adelantamiento por el lado izquierdo.

“Somos pioneros en Santa Cruz prestando servicios desde hace más de 60 años. La ley quiere prohibir que circulemos en el centro. No descartamos un bloqueo total, el lunes vamos a bloquear el primero anillo. No vamos a retroceder, tenemos un derecho ganado, somos partes de del crecimiento de esta ciudad”, alegó Guerrero.

Bien con la ley, mal con el BRT

Un sector de los transportistas está de acuerdo con la ley aprobada ayer. Se trata de la Federación Departamental de Cooperativas de Transporte (Fedectrans) presidida por Óscar Sánchez, quien manifestó que se llegó a un consenso porque consiguieron que la norma incluya a los minibuses y a los motoqueros como parte del transporte público.

No obstante, Sánchez aclaró que su sector no está de acuerdo con el BRT y que si se lo aplica como lo define la Alcaldía, ‘pelearán’ por anularlo.

“Iremos en contra del BRT, porque nos relocalizarán a todos: trufis y micros y eso no es factible. Prácticamente todos seremos alimentadores del BRT, cosa que no estamos de acuerdo. Si en la reglamentación de la ley nos mueven un ápice de lo acordado, vamos a ir a pelear, porque ahí se tocarán intereses, incluso la antigüedad de los vehículos”, aseguró Sánchez.



 




En esta nota