SANTA CRUZ

Temporal causa estragos en la urbe y apaga los incendios 


Brigadas del DEM atendieron algunos llamados de auxilio, principalmente por la caída de árboles. Uno de ellos afectó un vehículo. También llovió en otros municipios. Los incendios fueron aplacados. Granizó en Yacuiba y en barrios cruceños

Una mujer camina con el agua por encima de las rodillas. La lluvia fue intensa en la capital cruceña. Foto: Fuad Landívar

20/10/2017

La torrencial lluvia que cayó ayer en la ciudad capital, con vientos que superaron los 60 kilómetros por hora, provocó varias emergencias, principalmente por la caída de árboles, además de generar embotellamiento vehicular e inundar algunos inmuebles. No obstante, en las provincias, las precipitaciones ayudaron a liquidar  los incendios que venían afectando, principalmente a los valles.

En la capital cruceña, la intensa lluvia comenzó cerca de las 15:00 y hasta las 19:00 ya había caído 80 litros por m², según el reporte de Meteorología de Aasana Viru Viru. La precipitación, considerada de fuerte  intensidad, en pocos minutos dejó varias vías anegadas, por lo que algunos motorizados quedaron atascados, provocando congestionamiento vehicular. 

En el segundo anillo, cerca de la avenida Omar Chávez, los fuertes vientos provocaron la caída de un árbol sobre uno de los carriles del centro, lo que también provocó embotellamientos en la zona. 

El jefe del Departamento de Emergencia Municipal (DEM), Roxney Borda, informó de que las brigadas respondieron a tres llamados de auxilio. El primero fue para retirar un árbol caído que obstruía el tráfico en el segundo anillo. La segunda emergencia ocurrió en la calle Buenos Aires, donde un árbol no soportó las ráfagas de viento y se cayó encima de un auto. La tercera fue para prestar ayuda en el desagüe de un depósito que resultó anegado, cerca de la av. El Trompillo.

Vecinos del barrio Toro Toro, del Plan Tres Mil, dieron aviso de que el techo de una biblioteca resultó con daños por los fuertes vientos, mientras que en otras zonas se reportó que el agua anegó algunas viviendas. En el séptimo anillo y av. Santos Dumont los vecinos se vieron sorprendidos por la caída de granizos. En el barrio 9 de Octubre los vecinos indicaron que el puente provisional de un canal cedió ante la fuerza de las aguas

El jefe del DEM indicó que las brigadas de emergencia se mantendrán en alerta para prestar el auxilio necesario a los vecinos.

Incendios liquidados

“Todos los incendios han sido  liquidados en su totalidad”, informó la coordinadora del Programa de Prevención de Incendios Forestales de la Gobernación, Yovenka Rosado, al destacar que los aguaceros que cayeron en diferentes partes del departamento aplacaron los cuatro incendios forestales que estaban activos.  Rosado se refería a los dos incendios que afectaban a Samaipata, a otro que se había iniciado en Cabezas y otro que estaba activo desde hace una semana en Vallegrande. 

“Por suerte llovió”, dijo el alcalde de Samaipata, Flavio López, cuando recibió el reporte de que la lluvia que cayó en la zona cerca  de El Fuerte había apagado el fuego que amenazaba la principal fuente de agua del pueblo.

Por mañana, el burgomaestre de Samaipata había solicitado más apoyo para poder controlar el fuego que avanzaba en una área montañosa, a tres kilómetros de las ruinas de El Fuerte. La mayor preocupación era que el fuego estaba cerca de la principal toma de agua, que abastece al pueblo de Samaipata, por lo que, incluso, funcionarios de la cooperativa de agua de Florida estaban apoyando en las tareas de control de las llamas. Este incendio, que estaba activo desde el lunes, consumió 1.200 hectáreas.

Desde Vallegrande, el corresponsal  Juan Carlos Aguilar informó de que llovió en la zona del incendio y en los municipios de Mairana y Trigal.
En Yapacaní y en varias zonas de Guarayos también cayeron granizos, según los corresponsales Soledad Prado y Désther Ágreda.

Reportan una persona fallecida como consecuencia de la caída de granizos en Yacuiba
Un hombre murió producto de la granizada que la mañana de este jueves afectó a comunidades del municipio de Yacuiba. Unas 500 viviendas también fueron dañadas y varios cultivos de al menos 15 comunidades. En la Alcaldía informaron de la muerte de un poblador de Villa  El Carmen, quien sufrió un paro cardiaco al intentar salvar sus pertenencias. “El hombre mayor quiso proteger sus cositas, pero sufrió un ataque al corazón por el tamaño de los granizos. Hemos movilizado para ayudar con un cajón a la familia porque son de escasos recursos”, informó José Luis García, secretario ejecutivo de la Alcaldía de Yacuiba.
El fenómeno comenzó a las 6:30  cuando cayeron granizos de gran tamaño, algunos más grandes que pelotas de golf. En urbanizaciones del programa de vivienda social, cubiertas con techos de fibrocemento, todas presentaron algún tipo de daño. 
De igual forma, se reportaron daños en cultivos en el área rural. /Franco Centellas.



En esta nota