SANTA CRUZ

Suspenden por duodécima vez la audiencia contra traficantes de colmillos


Este jueves se tenía que realizar la audiencia final contra dos ciudadano de origen chino acusados de traficar colmillos de jaguar, pero fue suspendida para el 7 de noviembre


El Ministerio de Medio Ambiente sugiere que un abogado de oficio los defienda para definir su situación jurídica. Foto Archivo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/10/2018

Teresa Pérez, directora de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA), informó a EL DEBER que este jueves, por duodécima vez, fue suspendida la audiencia contra dos ciudadanos de origen chino acusados de traficar colmillos de jaguar. Actualmente los dos ciudadanos asiáticos se encuentran con detención domiciliara.

Los ciudadanos de origen chino M. L. y J. L., nacionalizados bolivianos, son acusados por la comisión del delito de destrucción y deterioro del patrimonio nacional, tipificado en el artículo 223 del Código Penal.

La audiencia fue suspendida para el próximo 7 de noviembre a las 15:30, porque la defensa de los ciudadanos asiáticos no se hizo presentes, ante esta situación y para evitar que esto vuelva a repetirse, el Ministerio de Medio Ambiente ha solicitado la asistencia de un abogado de oficio.

"Esperemos que el siete de noviembre se pueda dar la sentencia final que todos los bolivianos estamos esperando. De acuerdo con el Código Penal, en su artículo 223 se pena con seis años de cárcel al delito de destrucción de propiedad del Estado y medio ambiente", indicó Pérez.

Año del jaguar   

El Ministerio del Medio Ambiente ha sugerido declarar en 2019 como 'El año del jaguar' con el objetivo de encarar acciones que protejan al jaguar de Bolivia. "No queremos que esta especie desaparezca del país", agregó Pérez.  

Una serie de evidencias acumuladas durante los últimos años alertó sobre el tráfico de colmillos de jaguar, actividad que estaría siendo promovida por ciudadanos chinos que residen en Bolivia, una práctica que tiene un efecto negativo sobre la población de estos felinos.

El 23 de febrero pasado, un operativo del Ministerio de Medio Ambiente, la Fiscalía y la Gobernación de Santa Cruz encontró a los dos ciudadanos de origen asiático en flagrante tenencia ilegal de 185 colmillos de jaguar, ocho molares de jaguar, dos garras de jaguar, una garra de pejichi, dos colas de cascabel, tres pieles o cueros de jaguar, un saco de leopardo africano, un chaleco de felino no determinado, 11 estatuillas de color blanco, tres cornamentas de ciervo de pantano, especímenes de la vida silvestre protegidos y que estarían siendo acopiados para su tráfico ilegal.

 



 




En esta nota