SANTA CRUZ

Surgen nuevas contradicciones sobre bandas de concejales


El concejal Sucre dijo que entre 2015 y 2016 pagaron Bs 795,45 por las bandas. El Sicoes muestra pago de Bs 1.400


Los documentos a los que accedió EL DEBER prueban que se entregaron las bandas distintivas. Foto: Jorge Gutiérrez
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/08/2018

El tema de la compra de bandas distintivas para los concejales capitalinos sigue dando ‘tela que cortar’. El concejal oficialista Franz Sucre manifestó ayer que desde el 2015 él y sus colegas no reciben bandas nuevas y que son esas las que usan en los actos protocolares y cívicos, las mismas que fueron adquiridas a través de un proceso de compra, realizado en el periodo legislativo 2015-2016, por Bs 795,45, cada una. Sin embargo, el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) registra que en el proceso, realizado el 2016, el Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra pagó Bs 1.400 por cada distintivo, puesto que se compraron 25 bandas por Bs 35.000.

El caso de las bandas a un supuesto costo elevado se conoció la semana pasada, a través de una denuncia hecha por el activista Federico Morón, quien hizo público un contrato de 2017 de la compra de 35 bandas a Bs 49.000 a la empresa Textilander, es decir, a un precio de Bs 1.400 por unidad. Los concejales Johnny Fernández y Jhonny Zeballos, cada uno por su lado, han pedido un informe al respecto, por lo que la secretaria administrativa del Concejo, Paola Durán, ha sido convocada a dar un informe oral este miércoles, a las 8:30.

Sucre negó ayer un supuesto sobreprecio en la compra de las bandas, ya que, según él, la información que recibió de la secretaria administrativa del Concejo, el proceso cuestionado de 2017 no se concretó y prueba de ello es el formulario de rectificación que se presentó ante el Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa (Sigma), en julio de ese año.

Lee también: 

¿Bandas con sobreprecio?: 7 claves para entender el caso que involucra al Concejo Municipal de Santa Cruz

Insistió en que ese proceso quedó en nada por observaciones en las especificaciones técnicas y el precio, y que el último proceso que concluyó con la compra y dotación de los distintivos a los concejales fue el del periodo legislativo 2015-2016.

“Estamos con las bandas de ese proceso”, dijo Sucre, al agregar que por cada una de ellas se pagó Bs 795,45, las cuales fueron hechas por artesanas y con bordado especial en el escudo.

Sin embargo, en el Sicoes se consta que tanto en el proceso de 2016 como en el de 2017, la empresa beneficiada fue Textilander y por el mismo precio unitario, de Bs 1.400. El concejal del MAS Tito Sanjinez mostró la banda que le fue dotada en 2015 y claramente se observa que el escudo fue hecho a máquina y no bordado a mano.

Piden aclarar dudas

El ucesista Fernández indicó que hay muchas dudas en este tema que debe aclarar la responsable del área en su informe. “Queremos saber qué pasó con las bandas adquiridas en 2017. Si existe el acta de recepción, debe haber un cárdex. Si se anuló el proceso después, qué pasó con las bandas, cómo se devolvieron a la empresa. Por qué ahora dicen que pagaron la mitad”, dijo. Fernández agregó que en 2017, cuando asumió funciones, él mismo se compró una banda distintiva por Bs 680 y luego el Concejo le otorgó otra.

El concejal Sanjinez también dijo que es necesario que los encargados de las contrataciones aclaren las dudas del caso.

Matrícula de 2014

La página oficial de Fundempresa muestra que la empresa Textilander no renueva su matrícula de comercio desde 2014. El DEBER buscó las oficinas, que figuran en Fundempresa, ubicadas en el cuarto anillo N.° 583, pero no se encontró el negocio.

Gobernación pagó solo Bs 200

El oficial mayor de la Asamblea Legislativa de Santa Cruz, Gary Achá, informó ayer de que en 2015 ese ente adquirió 56 bandas distintivas para los 28 asambleístas titulares y para los 28 suplementes, por un valor de Bs 11.200, es decir, por un precio unitario de Bs 200.

“Son bandas tejidas. Las compramos de arte chiquitano y guarayo, es decir, de Uniarte” , dijo Achá y explicó que las bandas distintivas fueron dadas a los asambleístas en consignación por cinco años, por lo que, cuando acabe la gestión, deben ser devueltas.



 




En esta nota