SEGURIDAD

‘Sepe’, un adolescente de 14 años, confesó crimen por lío de pandillas


Otros dos autores del crimen están prófugos tras golpear y quemar a la víctima por una rencilla entre grupos rivales. La víctima fue seguida y atacada al salir de una fiesta en Villa Viana, zona del Plan Tres Mil


La Policía dio con la casa del adolescente y allí les avisaron que estaba trabajando en una granja
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/09/2018

Luego de ir a su casa y hablar con su padre, la Policía encontró a ‘Sepe’, un adolescente de 14 años, trabajando en una granja a dos kilómetros de la comunidad Villa Viana, cerca del lugar donde hace una semana fue encontrado el cuerpo de Alexander Montenegro Bazán (20) con la cabeza destrozada y el cuerpo quemado.

Al verse descubierto, a ‘Sepe’ no le quedó más que confesar el crimen; fue con los policías al lugar del hecho y relató paso a paso como él y otros dos sujetos que están prófugos, golpearon y vejaron a Alexander, le rociaron alcohol y luego él le prendió fuego. Ahora la Policía busca a los otros dos autores, los hermanos Camargo Cuéllar, Aldahir, alias ‘Ñoqui’ y Yovanny, alias ‘Patata’.

La saña con la que actuaron los sujetos, según la Policía, se atribuye a una rencilla entre pandillas, puesto que ‘Sepe’ y los dos prófugos serían miembros de DCA2, mientras que el fallecido pertenecería a Urban Clan. Luego del crimen, los tres autores se repartieron las prendas de vestir de la víctima.



“Hacemos operativos constantes, sobre todo los fines de semana arrestando a pandilleros y aplicando trabajos comunitarios como medida preventiva, pero en esta problemática de las pandillas todas las instituciones deben colaborar”, señaló el comandante Alfonso Siles, sobre la situación de las pandillas en el Plan Tres Mil y en los otros distritos de la ciudad.

El crimen

Alexander había salido de su casa el sábado 8 de septiembre diciendo que iba a un café internet y no volvió más. Sus familiares lo estuvieron buscando sin sospechar que el cuerpo que fue hallado a 500 metros de su casa era el de su ser querido. Sus padres, Miriam y Leandro, son dos personas de la tercera edad que aseguran que dependían económicamente del trabajo de Alexander como ayudante de albañil.

El autor del crimen será imputado ante un juez del menor por el delito de asesinato, indicó el fiscal Carlos Candia.



Para la Policía, el crimen tiene que ver con una disputa de ‘territorio’ de pandillas y los involucrados habrían tenido una rencilla anterior. Según el relato de dos amigos que estuvieron con Alexander Montenegro la noche del sábado, consumieron bebidas alcohólicas en una fiesta en la comunidad Villa Viana, pero Alexander no quiso retirarse de la fiesta con ellos.

El adolescente que confesó el crimen relató que, junto a los otros dos partícipes, siguieron a Alexander una vez que abandonó la fiesta y esperaron el momento oportuno para atacarlo.