COMERCIANTES

Se rehúsan a dejar calles; la Alcaldía apunta a retirarlos


Los espacios públicos del Plan Tres Mil siguen acechados por los ambulantes. Los del Abasto no quieren ser trasladados a otros mercados. Rommel Pórcel plantea que se permita vender, por unas horas, a los informales fuera del Mercado Modelo del Plan

Los vendedores informales del Abasto copan los espacios públicos y obstruyen el tráfico de vehículos
Leer el artículo Pausar Lectura

18/11/2017

Los comerciantes informales que fueron retirados de la rotonda del Plan Tres Mil y los del mercado Abasto se niegan a dejar las calles y aceras, pero las autoridades municipales reiteraron que no darán marcha atrás al plan de reordenamiento de los mercados y de recuperación de los espacios públicos.

Los informales del Plan insisten en ocupar los espacios públicos próximos a la rotonda o, en todo caso, plantean que se les construya mejores mercados, pero se resisten a irse a los cinco centros de abastecimiento ofrecidos por la Alcaldía en el distrito 8, pues aseguran que no ofrecen las condiciones. 

Por su parte, los del Abasto quieren que la Alcaldía los ayude a ocupar los 1.400 puestos que, según la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, debían quedar vacíos con el traslado de los mayoristas al nuevo Centro de Abastecimiento Mayorista. Indican que otros comerciantes se han atrincherado en el lugar y no los dejan ocuparlos.

“Nada los conforma”
El secretario municipal de Comunicación, Jorge Landívar, afirmó que el alcalde Fernández dio una instructiva clara a los funcionarios de la comuna y es de no salirse de la línea que se diseñó para ordenar los mercados y recuperar los espacios públicos.

“Vamos a hacer prevalecer el principio de autoridad, se acabó el uso de las áreas públicas por parte de comerciantes; los espacios públicos no se negocian”, expresó Landívar en un comunicado de prensa, a tiempo de asegurar que no se permitirán asentamientos en la rotonda del Plan 3000, para lo cual se recurrirá al apoyo de la Gendarmería y de la Policía.

Del mismo modo, alertó sobre vecinos que están en contra del traslado de los mercados motivados en sus intereses económicos, pues alquilan piezas o proveen servicios de agua y electricidad a los comerciantes a cambio de un pago.  

Señaló que a estas personas “no les conviene que los mercados se ordenen”, como sucede en la rotonda del Plan. En contraposición, existen otros vecinos que, debido a los perjuicios que sufren, han exigido  que se efectúe el cambio, como ocurre en Las Palmas.

Sobre el censo de gremiales del Abasto, dijo que en una primera medición se registraron 200, luego subió a 300, en un tercer control ascendió a 500. “Nada los conforma. Si usted va a un mercado y va a otro, ve las mismas caras, son los mismos que están pidiendo (puestos).

Se ‘reproducen’ y quieren tener puestos en un lado y en el otro; recurren al enfrentamiento… (dicen) que no los dejamos adquirir el pan de cada día porque no los dejamos trabajar, y no es cierto. Quieren confundir a la población, pero el vecino ya se ha dado cuenta de esa falacia”, expuso.
Sobre el mercado mayorista indicó que los gremiales se irán acostumbrando a la dinámica del funcionamiento.

El Plan Tres Mil y el Abasto

Ayer, un día después de los enfrentamientos entre gendarmes y comerciantes, los predios del obelisco y el camellón central de la av. principal del Plan Tres Mil lucían expeditos, salvo un grupo de comerciantes que instalaron sus puestos de venta a tres cuadras de la rotonda. Tampoco había ambulantes en inmediaciones de la av. El Mechero.

Para buscar una solución al tema, el concejal  oficialista Rommel Pórcel (Santa Cruz para Todos), anunció que planteará a la dirigencia de las 18 asociaciones del Mercado Modelo del Plan Tres Mil, ubicado entre el sexto anillo y la avenida San Aurelio, que permitan a los ambulantes asentarse en las aceras de ese mercado de 6:00 a 9:00, pero solo de forma temporal, es decir, hasta que se consoliden los mercados Turere, Copacabana, Urkupiña, Noel Kempff  y Progreso. “No es a palo que se arreglan las cosas, hay que ver si es verdad que no hay compradores en los mercados donde se los llevó”, manifestó Pórcel.

Contrario a esa posición, el concejal  Jesús Cahuana (UCS) dijo que permitir el asentamiento de los ambulantes en los alrededores del mercado modelo es retroceder en la política de reordenamiento que está ejecutando el alcalde.

Cahuana cree que se debe hacer que más líneas de micros lleguen a los mercados Turere, Copacabana, Urkupiña, Noel Kempff  y Progreso para que las ventas mejoren en dichos centros.  

Ayer, un grupo de comerciantes informales aparecieron junto con el ex asambleísta del MAS Lucio Vedia para denunciar supuestos negociados en la distribución de puestos en el mercado mayorista.

Vedia y sus seguidores realizaron un mitin, quemaron muñecos  que simbolizaban a los concejales que aprobaron el traslado de los mayoristas al nuevo centro.

Margarita Torrico, de la Asociación 24 de Agosto, manifestó su desacuerdo con la propuesta de trasladar a los informales al mercado que se construye en El Dorado u a otros centros distritales.



 




En esta nota