seguridad

Se presentó el padrino del empresario soyero que está desaparecido


Se presentó voluntariamente a mediados de marzo el padrino de Octavio Carvajal, el hombre cuyo cuerpo aún no ha sido encontrado. Está desaparecido hace un año

Reymundo Garcia Pozo, el padrino de Octavio Carvajal, se presentó y será cautelado el 25 de abril
Escuchar el artículo Pausar Lectura

04/04/2018

Con la presentación ante las autoridades de Reymundo Garcia Pozo (40), un agricultor dedicado al negocio de la soya, se ha iniciado un nuevo capítulo en la investigación por la desaparición del empresario soyero Octavio Carvajal Canaza (54), hombre que supuestamente fue plagiado en febrero del año pasado y por el que su esposa afirmó haber pagado un rescate de $us 200.000 a sus captores.

García Pozo, que es padrino del matrimonio de Octavio con Margarita Molina, se presentó el 12 de marzo ante el juzgado de Warnes donde se lleva el control jurisdiccional de su caso y luego de pagar las costas procesales por su búsqueda, solicitó se elimine la orden de aprehensión que se había dictado en su contra y el juzgador fijo para el 25 de este mes una audiencia de medidas cautelares.

Pero la historia del empresario soyero desaparecido, sufrió una serie de cambios al cabo de un año de su plagio. La primera información que se supo sobre él, daba cuenta que había sido secuestrado por un grupo de desconocidos en inmediaciones de Satélite Norte. Luego, en medio de la búsqueda de la Policía, se encontró en la zona de Hardeman la camioneta Toyota Hilux de Octavio Carvajal quemada y se presumía que su cuerpo había sido incinerado dentro del rodado.

Las pericias demostraron que él no estaba en el motorizado y luego los investigadores detuvieron a tres personas, de las cuales dos fueron enviadas a Palmasola acusadas de haber secuestrado a Carvajal. Los encarcelados luego llevaron a los policías hasta una hacienda de Reymundo García, donde buscaron infructuosamente el cuerpo que decían habían enterrado allí. Al final solo quedaron los huecos en el lugar y no se dio con su cadáver.

Antes de cerrar 2017 y de manera sorpresiva, la esposa de Octavio Carvajal reapareció y dijo que su marido no estaba muerto, que unos narcotraficantes lo tenían secuestrado en Paraguay por orden de su padrino de matrimonio que ahora se presentó ante las autoridades y que los hijos del hombre, sabían de todo esto y que no le contaron nada nunca a ella. Además, en aquella oportunidad la mujer dijo que ellos, los hijos de Octavio, la dejaron sin ninguna posesión a ella y volvió a pedir justicia.

Ahora se espera las declaraciones que vaya a realizar Reymundo García ante la Fiscalía y la decisión que asuma la justicia en torno a este hombre, que según su abogada defensora, Blanca Mercado, es inocente de cuanto se le acusa, que él fue el primero en denunciar la desaparición de su ahijado, que durante este tiempo era buscado estuvo trabajando la tierra cerca de Guarayos y que ahora está dispuesto a asumir su defensa para demostrar que no cometió delito alguno.



 




En esta nota