ENTREVISTA

Tórrez: “Hay que adoptar conductas saludables”


De las más de 418.000 dosis de vacuna, la cobertura es muy baja y no pasa del 15%. Se registró la sexta muerte, por lo que reforzarán la difusión a los grupos de riesgo

La epidemia desciende Tórrez explica que el pico alto de la influenza ya está en bajada / Foto: Enrique Canedo

19/06/2017

E l responsable de Epidemiología habla de las medidas necesarias que se deben adoptar en el hogar, en el trabajo y otros ambientes.
 

_ ¿Estamos en epidemia por la influenza?
En lo que va del año hemos atendido 1.563 casos sospechosos y se han confirmado 578, la mayoría de A H3N2 y hay seis fallecidos: cinco por enfermedades crónicas de base y una por atención tardía, que fue la menor de 14 años. La epidemia de influenza ha parado; sin embargo, en esta última semana aumentaron las infecciones respiratorias agudas y las neumonías, pero todavía no estamos en brote ni en epidemia.
 

_ ¿Ha mutado en Santa Cruz el virus de la influenza?
Seguimos con los tres tipos (A H1N1, A H3N2 y B), pero cada año hacen mutaciones menores que obligan a producir nuevas vacunas, por eso es que cada año hay que vacunarse. Los países hacen una vigilancia para ver qué tipo es el que está circulando y los laboratorios producen basados en eso.
 

_ ¿A qué se debe que la población en riesgo no se vacune, pese a que la dosis es gratuita?
Es un poco de dejadez y no tener conciencia del peligro. Cuando las personas que tienen enfermedad de base se enferman de influenza resultan ser los casos más graves y fatales. 
De las más de 418.000 dosis que hemos distribuido en todo el departamento, la cobertura es muy baja porque estamos tal vez en un 15%. Esta semana vamos a actualizar los datos y basados en eso se tendrá que intensificar la comunicación a la población. Está en manos de la gente el evitar muchas enfermedades. Si las personas piensan que hay los factores de riesgo en un lugar y que se pueden evitar haciendo cosas simples, como lavarse las manos, son conductas saludables que tiene que desarrollar el ciudadano. 
También se van a difundir spots en instituciones y se hará un trabajo directo de comunicación en centros de vecinos, juntas escolares y otros.
 

_ ¿Quiénes deben acudir a la vacunación?
Las personas mayores de 60 años, menores de dos años, embarazadas, los que tienen diabetes, obesidad, hipertensión, asma u otras enfermedades crónicas que son debilitantes, como problemas en el hígado, riñones y corazón.
 

_ ¿Qué necesitan llevar como requisito para recibir la dosis?
Hemos tratado de facilitar, por eso basta con que diga su antecedente. No estamos pidiendo ninguna certificación.
 

_ ¿Qué deben hacer las instituciones?
Deben exigir a sus funcionarios, ya sean bancos, cooperativas o fábricas, que todo el personal de más de 60 años o con enfermedades crónicas esté vacunado.    
 

_ ¿Qué medidas se deben asumir en el hogar y en los establecimientos educativos?
Hay que mantener las medidas no farmacológicas con el tema de los filtros. Que las personas enfermas, ya sean estudiantes o trabajadores, no vayan a su trabajo o la unidad educativa para evitar la transmisión. 
El profesor no debe dejar ingresar a niños que estén con influenza o sospecha. El lavado frecuente de manos es importante y desinfectarse con alcohol en gel varias veces al día; estornudar y toser en el ángulo del codo o utilizar pañuelos desechables. 


Es importante el aislamiento social, es decir, que los que estén con los síntomas no vayan a eventos masivos, como el estadio, pistas de baile o templos. En su hogar también debe estar en un cuarto separado entre cinco y siete días, y usando barbijos. En caso de que esté en un mismo ambiente, la cama tiene que estar mínimamente distante a más de un metro de las demás.
 

_  ¿Es obligatorio que las oficinas tengan alcohol en gel?
Es difícil hacer cumplir eso, pero sugerimos que todos pongan, principalmente los micreros. Los choferes de micros tienen que desinfectarse a cada rato porque reciben monedas de gente que ha tosido. Es importante que la gente cargue su desinfectante. 
 

_  ¿Y la alimentación?
Es muy importante, porque muchas vitaminas y minerales protegen contra las infecciones respiratorias, no la evitan, pero hacen que la enfermedad sea menos intensa. 



 




En esta nota