SANTA CRUZ

Prohíben la venta de perros a fin de controlar la rabia


La Alcaldía decidió aplicar las norma que prohíbe la comercialización de animales en caso de epizootia. Se vienen decomisos y procesos a los infractores

Se hallaron cachorros en hacinamiento. El dueño mostró carné de vacunas, pero estaban en blanco

26/05/2017

Ante el incremento de casos de rabia ha quedado prohibida la venta de perros y gatos en la ciudad capital hasta que se consiga controlar la propagación de este mal. La medida rige por instrucción del gobierno municipal, que ha decidido aplicar la normativa que prohíbe la comercialización de animales en caso de epizootia de rabia.

 Como primera acción, la Alcaldía desplegó personal  hasta tres puntos de la ciudad para notificar a los comercios de animales sobre la medida. El siguiente paso, que se iniciará la próxima semana, será proceder a la sanción de los infractores con el decomiso de sus animales y con procesos penales por atentado a la salud pública, advirtió el secretario de Salud, Fernando Mustafá.

“Estamos en una situación de emergencia y tenemos que aplicar medidas”, expresó Mustafá, antes de que funcionarios de la comuna se desplegaran  hasta las avenidas Tres Pasos al Frente y Cumavi y hasta la zona de Los Pozos para entregar las notificaciones.

Mustafá precisó que se respaldan en la Ley N.º 700 para la defensa de los animales y contra actos de crueldad y maltrato, que prohíbe la comercialización de animales en caso de epizootia, y en la Ley Municipal de Tenencia Responsable de Mascotas.

Pocos en los puestos
El responsable de Enfermedades Zoonóticas del Sedes, Nicolás Gandarillas, que acompañó los operativos, manifestó que la medida se extenderá hasta que haya una desaceleración de la epizootia de rabia, lo que puede llevar meses o hasta un año. “Tenemos entre 5 y 7 casos de rabia canina cada día. Cuando logremos bajar esta cifra, se suspenderá la prohibición”, sostuvo.

Durante los controles en la av. Tres Pasos al Frente, algunos propietarios indicaron que las mascotas tenían las vacunas, pero las autoridades aclararon que esto no garantiza que no haya contagio porque habían varios en una sola jaula y en condiciones de hacinamiento. Uno de los dueños dijo que un centro de salud le proveyó la vacuna, pero lo que llamó la atención de los funcionarios fue que los carnés de vacunació no habían sido llenados. Desde el Sedes indicaron que se investigará si se incurrió o no en una irregularidad. 



En esta nota



e-planning ad