SANTA CRUZ

Preavisos a gremiales deja vías despejadas


El municipio recorrió zonas comerciales y decomisó mercadería de reincidentes


Gendarmes decomisaron carritos y carretillas a los reincidentes
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/06/2019

Autoridades del municipio respaldados por los gendarmes realizaron ayer, desde las 10:00, operativos de rutina para despejar las calles de los principales centros de abastecimiento de la ciudad. El objetivo fue dejarlas expeditas para que vehículos y compradores puedan desplazarse sin contratiempos, objetivo que fue cumplido.

El mecanismo utilizado fue el de comunicar, en primera instancia, a los vendedores ambulantes la prohibición de ocupar en las calles y aceras. Luego se procedió a realizar una segunda ronda y finalmente se decomisó la mercadería de los infractores asentados en esos lugares.

Los operativos se dieron durante todo el día, sin enfrentamientos. Unos 300 gendarmes fueron los encargados de levantar los carritos, carretillas y puestos improvisados en los mercados Los Pozos y La Ramada.



En las rondas entraron también las calles paralelas a la avenida Grigotá, entre segundo y tercer anillo, donde hubo alguna resistencia de los vendedores, pero sin consecuencias.

“Trabajamos en los distintos mercados concientizando a la gente, porque no queremos confrontación pero vamos a hacer regir la norma”, expresó Orlando Otero, director de Espacios Públicos.

Además remarcó que hay un cambio positivo en todos estos centros, apuntando a que son muy pocos los comerciantes que se resisten a dejar las calles. “Van a tener que respetar la norma, porque si no Santa Cruz y el Gobierno Municipal, nos veremos obligados a hacer que se respete”, resaltó Otero.

Aseguró que las notificaciones serán constantes, hasta que se genere conciencia ciudadana de no invadir los espacios dedicados al tránsito de los vecinos. En palabras de Otero, este es un trabajo minucioso, que incluye a los dueños de tiendas, que muchas veces son quienes desdoblan su mercadería hacia la calle y, en ese sentido, apuntó a que el diálogo logró que en la jornada de sábado esta situación haya estado controlada.



También dejó claro que ya se tiene identificados a los reincidentes, que quieren obstruir y agredir a los funcionarios que cumplen con su trabajo. Precisó que esas personas no pueden frenar un proceso que tiene el apoyo de toda la población y es precisamente por ellos que los operativos serán permanentes.

Una vendedora de la calle Campero indicó estar de acuerdo con la intervención de los municipales, asegurando que son los ambulantes que llegan a la zona los que la tornan peligrosa. “Ellos (ambulantes) traen mercadería de dudosa procedencia, se asientan fuera de nuestros negocios y nos perjudican”, aseveró.

En un comercio de celulares de la misma zona, el dueño señaló que los operativos los perjudican, porque cuando aparecen los funcionarios se ven obligados a cerrar, caso contrario los ambulantes entran a resguardarse a sus tiendas.

Adonde no llegaron los operativos fue al lugar donde venden ‘los mañaneros’. El sitio fue tomado desde temprano por el caos vehicular, con el conviven los vecinos, debido a que una de las vías de la avenida Cumabi es totalmente tomada los días de feria. Sin embargo, a las 9:30 los comerciantes empezaron a retirar sus mercaderías de las calles.