SANTA CRUZ

Parques infantiles y plazas necesitan aseo y pintura


Algunos juegos de recreación están sucios y en mal estado. Hay plazuelas llenas de restos de poda y hormigueros 

Así se encuentra la plazuela que está en el segundo anillo de la ciudad, a una cuadra de la plaza Fátima
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/07/2018

A diferencia del cuidado y resguardo que hay en los parques autonómicos, muchas de las plazuelas y parques infantiles que están en diferentes zonas de la ciudad se encuentran descuidados y requieren limpieza, para así evitar accidentes de los menores que acuden a esos lugares.

En un recorrido que hizo EL DEBER por los parques autonómicos Los Mangales II y III, San Aurelio, Las Pampitas y el de Las Flores, evidenció el buen cuidado y mantenimiento de esos centros de esparcimiento. En este último parque autonómico, a uno de los juegos de subibaja le falta la madera para los asientos y en las escaleras para subir a las casitas de madera se necesita reponer los pedazos de madera que se cayeron al piso. Sin embargo, el cuidado de esos parques contrasta con el panorama que se ve en algunas plazuelas y parques infantiles que están en varias zonas de la ciudad. 

Por ejemplo, la plazuela que está en el segundo anillo, distante una cuadra de la plaza Fátima, está descuidada, le hace falta limpieza y el parque infantil necesita pintura. Similar situación se ve en el área verde que está en la zona del cuarto anillo y av. Busch, que no solo está descuidada, sino que también hay un hueco cubierto con unas ramas secas en una esquina y una de las aceras está ‘tomada’ por los llanteros que trabajan en esa zona, mientras que el resbalín, los columpios y los subibajas precisan pintura para la estructura metálica.

El parque infantil de la plaza San Juan, del barrio Brígida, está en perfecto estado, pero la ‘nota negra’ la da la plaza, pues una de las esquinas es utilizada como depósito de restos de poda, mientras que el resto del lugar ha sido literalmente ‘tomado’ por los hormigueros.

“Es la plaza de las hormigas, ellas salen a recrearse en el parque”, dijo un vecino que evitó identificarse y reclamó por la falta de atención no solo de parte de las autoridades municipales encargadas de este trabajo, sino también por algunos malos vecinos que no colaboran con el aseo y la limpieza de los espacios de recreación que construyó la municipalidad. 

El parque infantil ubicado en la plaza que está al lado del mercado Belén también requiere mejoras, pues el material metálico utilizado para la elaboración de los resbalines y los columpios está oxidado por la exposición al sol y la lluvia

Similar panorama se observa en el parque que está asentado en el barrio San Silvestre, zona norte. Ahí, el terreno de la cancha necesita limpieza y ajustes a los juegos infantiles a fin de evitar algunos accidentes.



 




En esta nota