SEGURIDAD

Pareja fue asesinada cuando Cañisaire trató de impedir el abuso sexual a Bellot


Compartieron con cuatro personas en la discoteca Planta Baja, quienes luego los invitaron a su casa. Cañisaire se durmió y despertó cuando abusaban de su pareja; al querer defenderla, los mataron. Tres de los autores están presos y hay un prófugo

El rescate se realizó en medio de una llovizna que dificultó las tareas de la Policía
Escuchar el artículo Pausar Lectura

20/01/2018

En una bóveda del río Orkojahuira, envueltos en bolsas de yute, los cadáveres de Jesús Cañisaire y Carla Bellot, desaparecidos desde el 1 de enero, fueron encontrados por efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz. Luego de 18 días de búsqueda y trabajo tesonero de los investigadores, un dato clave los llevó a la boca de un túnel por donde corre el río. A unos 150 metros se halló el cuerpo de la joven y luego, el de su pareja. 

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Johnny Aguilera, dijo a EL DEBER que se ha determinado que la pareja fue abordada en la discoteca Planta Baja por los hermanos Israel Johnny L.F. (detenido el miércoles), Eliot L.F. y Micaela L.F., además del esposo de esta, Renzo C., estos dos últimos detenidos la tarde de ayer. Hasta anoche, Eliot era el único prófugo. 

Abuso sexual y crimen 
De acuerdo con el informe policial, después de estar en la discoteca, la pareja fue invitada a la casa de Israel Johnny en la zona de San Simón, entre Villa Fátima y Villa Copacabana, para seguir compartiendo.

Allí, Cañisaire se habría dormido y despertó aparentemente alertado por el pedido de auxilio de su pareja. Según las declaraciones de los detenidos, Eliot habría sido el principal autor de vejámenes sexuales contra la joven, aunque no se descarta la participación de los otros. Ante la reacción de Cañisaire  lo golpearon con una botella en la cabeza. Luego, mataron a ambos. Los detenidos también relataron que presenciaron el hecho y ayudaron a trasladar los cuerpos hasta el río. 

Según el comandante nacional de la Policía, Faustino Mendoza, la causa de la muerte fue una asfixia mecánica. Aguilera manifestó que las pericias científicas confirmarán el abuso sexual, el uso de un cinturón para estrangular a la pareja y el grado de participación de cada uno de los detenidos.

A su vez, el fiscal departamental Edwin Blanco dijo que se ha convocado a un grupo importante de peritos, entre ellos un radiólogo forense, un tanatólogo forense, médico forense para tener certeza científica de lo que ha pasado, tomar las muestras y determinar si evidentemente existió una agresión sexual o no. 

Cañisaire y Bellot salieron de su domicilio aproximadamente a las 2:00 de la madrugada del 1 de enero para festejar el Año Nuevo y se dirigió a la discoteca Planta Baja ubicada en la calle Figueroa, donde fueron vistos por última vez a las 5:00.  A partir de allí nadie supo de ellos, pues las cámaras de seguridad de la discoteca, que atendió pese a estar clausurada, no funcionaban, mientras que las de la alcaldía no registraron nada y luego se descubrió que el local tenía una salida secreta. 

El hilo conductor 
El rastreo de los teléfonos de las víctimas permitió a la Policía seguir las pistas hasta llegar a resolver el crimen. Fue un trabajo arduo, sacrificado y minucioso, logrando seguir la ruta de los aparatos telefónicos, dar con las personas que los recibieron y los compraron del ‘mercado negro’ hasta llegar a uno de los detenidos, relata Aguilera, quien destacó que sus agentes realizaron indagaciones casa por casa con tan solo las descripciones físicas 
de las personas que vendieron
los teléfonos.   

Fue así que se llegó a los receptores de los teléfonos, a los compradores en el barrio Chino y a quienes los comercializaron, revelando además la práctica común de la compraventa de objetos robados que muchas veces puede arrastrar una cola de delitos y, como en este caso, crímenes.  

Blanco contó que se desplegó un operativo minucioso que captó el recorrido por donde circuló el celular de Jesús: desde pasar por manos de un taxista, luego de dos técnicos hasta llegar a una mujer que obtuvo el equipo. Se identificó a seis testigos, quienes brindaron datos relevantes para dar con el paradero de las dos personas ahora aprehendidas, que estaban en poder del celular de Jesús.   

DETENIDOS Y BUSCADOS

en la discoteca
Israel Johnny L.F., Eliot L.F. y Micaela L.F., además del esposo de esta, Renzo, estuvieron con la pareja en la discoteca y luego en la casa donde ocurrió el crimen. 

Los detenidos y el prófugo
Israel Johnny fue detenido el miércoles junto con Carla Patricia, que es esposa de su hermano Eliot, el único prófugo. Ayer cayeron su hermana Micaela y su esposo Renzo.

El dato clave
Aguilera indicó que existe una persona que dio un dato revelador que permitió encaminar el descubrimiento de los cuerpos y concretar la hipótesis que se tiene, pero que se solicitará que se le brinde protección de testigo. 



 




En esta nota