SANTA CRUZ

Palmasola: confirman la muerte de 7 reos en requisa policial


El viceministro del Régimen Interior, José Luis Quiroga, confirmó los fallecidos en el megaoperativo en Palmasola, cinco dentro del penal y otros dos más en los hospitales El Bajío y Francés, respectivamente. Hay otros 18 reos heridos y seis policías


El cordón de policías estaba a unos 600 metros de distancia del penal. Ellos evitaban el ingreso de vehículos y personas. Fotos: Jorge Uechi
Con helicópteros se realizaba la requisa. El apoyo aéreo fue constante. Foto: Jorge Uechi
Los internos fueron colocados en el suelo luego de realizado el operativo
El cordón de policías estaba a unos 600 metros de distancia del penal. Ellos evitaban el ingreso de vehículos y personas. Fotos: Jorge Uechi
Los familiares de los internos lloraban de manera desconsolada en las afueras del penal. Pedían información a las autoridades. foto: Jorge Uechi
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/03/2018

La requisa en Palmasola terminó con siete reos fallecidos y seis policías heridos. La intervención comenzó esta madrugada cerca de las 4:00 con más de 2.000 uniformados que crearon un cordón alrededor de la cárcel para evitar problemas con los vecinos y la gente que transita por el lugar. Cinco reos fallecieron dentro del penal durante el enfrentamiento y los otros dos en los hospitales El Bajío y Francés. 

"Murieron seis personas que se resistieron a la incursión policial", dijo temprano el viceministro del Régimen Interior, José Luis Quiroga. Entre tanto, Faustino Mendoza, comandante general de la Policía, añadió: "Estamos reestructurando el control interno y externo de Palmasola. De ahora en adelante no habrá ningún tipo de privilegio para nadie, todos son internos. Se impodrá la disciplina".

La autoridad confirmó que en el operativo se encontró drogas, alcohol, garrafas y armas de grueso calibre. "No debe haber más corrupción dentro de Palmasola y vamos a ser guardianes para que aquello se cumpla", cerró Mendoza.

Los heridos son los uniformados Julio Baldivieso, Vladimir Mamani, Franz Reynaldo Pérez y Martín Llanos que fueron heridos de bala, mientras que Carlos Díaz Luizaga (interno) recibió un golpe contuso en la cabeza (el otro nombre aún no se conoce). 

De momento hay desesperación entre los familiares que están en las afueras del penal. Es más, los efectivos tuvieron que gasificar para lograr dispersar la presión que había por saber qué pasaba en el interior. 

Más de 2.000 policías intervinieron la madrugada de este miércoles en el penal de Palmasola. Los uniformados, entre los que se encuentran efectivos de la Felcc, Felcn y la Utop, ingresaron aproximadamente a las 04:15 al sector del PC-4, donde la pasada semana hubo un motín y se provocó una fuga de reos. 

El coronel José Luis Pereira, director de Tránsito, informó que mujeres y niños que estaban en el interior de Palmasola -pese a que hay restricción en el ingreso de menores-, fueron evacuados del PC-4 y puestos bajo resguardo.

Mientras eso ocurría en el penal, en las afueras, familiares de los reclusos pedían a gritos que la requisa terminara. Exigían a las autoridades policiales que les brinden información sobre la situación ya que temían por la vida de sus parientes.

Dentro del operativo se dispuso que las calles cercanas al penal fueran acordonadas. También se tuvo apoyo aéreo con la presencia de helicópteros que sobrevolaban el recinto. Unas 10 ambulancias fueron utilizadas.

Caos en Palmasola
Los reportes indican que hubo un enfrentamiento entre un grupo de reos y los policías que realizaban la requisa en busca de armas. Es en ese momento en el que se producen los disparos que dan como resultado los uniformados heridos.

Gases lacrimógenos fueron lanzados a la turba que resistía en el PC-4 y que respondían lanzando objetos que estaban a su alcance. Los niños que estaban al interior también sufrieron los efectos de los gases por lo que los más afectados fueron llevados hasta el microhospital que hay en Palmasola.

Reos trasladados
La Policía y el Ministerio de Gobierno han reconocido que existe una pugna de poder al interior de la cárcel y que es por ello que se han dado los últimos acontecimientos. El intento de motín (5 de marzo) que derivó en la fuga de seis reclusos (cuatro fueron recapturados) fue utilizado como distracción. El objetivo de los revoltosos era dar de baja a 10 internos que estaban recluidos en el 'bote' (celda de castigo).

Los agresores habían amenazado de muerte a los aislados. Ellos rompieron las cadenas en la puerta de acceso del PC-4 (régimen abierto) sobrepasando la escasa resistencia de los policías que vigilaban desde la parte externa y fueron por sus rivales. Empero, poco antes, los 10 del bote recibieron ayuda de internos del PC-6 y escaparon como pudieron. En represalia, la turba acometió contra los salvadores que dejaron la piel en los alambres para ponerse a buen recaudo. Ahora, 38 internos del PC-6 están en el coliseo del pabellón femenino.

Después de ello, se procedió a trasladar a los señalados a otras cárceles del país, entre ellos el Kily, uno de los 'pesos pesados' del penal que tenía su vida comprometida.

Policías heridos

En primera instancia, se reporta que ingresaron al hospital Francés seis policías heridos de bala, My. Julio Baldiviezo de la Utop (herida de orificio en abdomen del lado izquierdo),  sgto. Vladimir Mamani (herida de bala en la pierna, Utop) y cabo Franz Reinaldo Pérez (herida de bala pierna pantorrilla) y el subteniente Martín Llana de Delta (herida de bala hombro izquierdo).



 




Notas Relacionadas



En esta nota