SEGURIDAD

Aíslan a otros 32 reos problemáticos y promueven tareas de rehabilitación


Desde la intervención se han aplicado una serie de reglas para pacificar el penal. Se ha dado vía libre a la elección de los nuevos delegados de los internos. Se necesita urgente atención a los drogodependientes

Panorámica de una parte del sector de régimen abierto, donde se hizo la operación policial
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/03/2018

Una semana después del operativo policial en la cárcel de Palmasola, que tuvo un saldo de siete muertos y varios heridos en el afán de descabezar a los grupos de poder, agentes de seguridad continúan separando del PC-4 (el ambiente más poblado del penal) a internos problemáticos, como los 32 aislados la noche del martes por alterar el orden con saqueos a sus compañeros de prisión.

Desde la requisa del 14 de marzo, la fuerza pública ha separado del PC-4 a más de un centenar de reclusos considerados un peligro para el resto de la población y los ha confinado en otras cárceles del departamento y del país. Ese día, retiró a 40 jefes de pabellones y encargados de disciplina, incluido el regente de régimen abierto, Víctor Hugo Escóbar Orellana, alias Oti, considerado el jefe de la gavilla que supuestamente sometía a los demás reclusos.

Posteriormente fueron aislados 30 sujetos; el viernes 16 de marzo, 18 y el martes 20, 32, que fueron encerrados en el bote de régimen abierto, informó el coronel Ronald Mercado, gobernador del recinto.



Asimismo, el Consejo Penitenciario prevé trasladar a otros 50 individuos a la cárcel de Okinawa, a fin de desconectar a toda la gente que seguía a Oti.  “Después del 14 de marzo dijimos que iba a ser histórico, porque íbamos a desarticular una gavilla de delincuentes que se dedicaba a extorsionar, violar, secuestrar, cobrar seguros de vida y asesinar dentro y fuera del penal; el cerebro estaba en Palmasola y sus secuaces, fuera”,  manifestó el comandante de la Policía, Alfonso Siles.

Imponen orden
Por ahora, la Policía, cuestionada por la vida licenciosa que antes se daban los presos, aplica una serie de reglas para ordenar el recinto, entre ellas la autorización para que los internos elijan a sus delegados, una mejor distribución del rancho, la designación de un equipo de internos como ayudantes de la cocina, la introducción más fluida de medicamentos para abastecer a la posta, la asignación de dos días a la semana para dejar ingresar  insumos y alimentos, y la decisión de establecer los jueves, sábados y domingos como únicos días de la semana habilitados para las visitas.

La clasificación

A decir de Mercado, la depuración de los internos para dejar en el PC-4 solo a los detenidos preventivos avanza paulatinamente con la lista que la Policía actualizó con el fin de separar a los reclusos con sentencias, según la gravedad de sus delitos.

“En el PC-4 ya no existen internos con sentencia o tal vez hayan en poca cantidad. No es fácil cambiar las cosas en Palmasola de un día para otro, hay muchos problemas, hay mucho hacinamiento, pero no es imposible, por lo menos hay que tratar de que vivan en paz”, dijo Mercado y agregó que los nuevos detenidos preventivos están llegando al sector de ambientación, en un área de Chonchocorito, donde corresponde.

Enderezar el camino

Incentivar la rehabilitación en el recinto es el segundo paso después de confinar a los violentos. El Consejo Penitenciario promovió ayer una reunión con autoridades de instituciones para dar trabajo, educación y salud a los internos.

“Nos hemos reunido con las personas que estaban a cargo de la parte educativa de las universidades, de los institutos y de otros centros porque queremos que los internos retomen sus estudios, para acumular horas de trabajo y de buen comportamiento, que les servirá para mermar sus condenas”, señaló el gobernador Mercado.

El defensor del pueblo, David Tezanos, visitó ayer el penal y anunció reuniones con autoridades para conocer las nuevas noticias luego del operativo y para verificar la situación de la población carcelaria, incluida la de los aislados.

“Hemos venido a hacer seguimiento a la situación de los internos y de las visitas; vamos a entrevistarnos con los delegados transitorios de los privados de libertad. Estamos en la construcción de un informe;  veremos qué enfoque se le da, si había crimen organizado, qué tipo de investigación se ha hecho, porque la intervención pudo ser analizada desde otro punto de vista”, expresó Tezanos.



CronologÍa

El motín
El 5 de marzo, cerca del mediodía se produjo un motín de internos del PC-4, en el que fugaron seis reclusos, de los cuales dos siguen fugitivos.

El 9 de marzo
Luego del motín, la Policía retiró del penal a 10 reos considerados enemigos del grupo que comandaba el regente Oti y los trasladó a cárceles de Beni, Cochabamba y Tarija.

Destitución
El 10 de marzo, se conoció la destitución del gobernador de Palmasola, Cnl. Jorge Campos, la única cabeza que rodó por el motín de los internos.

La madrugada del 14
Producto de un informe de Inteligencia, la Policía ejecutó un megaoperativo con alrededor de 2.000 agentes desde las 2:00, con un saldo de siete muertos y más de 20 heridos entre internos y policías.
traslado masivo

El 15 de marzo, se conoció que 20 reclusos, entre ellos Víctor Hugo Escóbar Orellana, ‘Oti’, fueron aislados para su posterior traslado a las cárceles de Chonchocoro de La Paz y a otros recintos.

21 de marzo
La Policía hizo un balance de su accionar a una semana de la requisa y afirma que nunca más habrá extorsiones en el penal.

DESPUÉS DE LA PURGA

Pide denunciar
El comandante Alfonso Siles pidió a los familiares de los reclusos denunciar con nombre y apellido a los policías que pidan dinero. 

Reubicación
En PC-4 había 230 sentenciados. La mayoría fue llevado al bote de PC-2 y a celdas de PC 3 A y PC 3 B.

Entrega voluntaria
Internos de Chonchocorito entregaron ayer a la Policía artefactos considerados de lujo, para evitar una requisa.

Ayuda a los adictos
El Consejo Penitenciario pidió profesionales para tratar a los drogodependientes.



 




En esta nota