SANTA CRUZ

Obispo libanés dará misa hoy en Santa Cruz para católicos maronitas


La celebración marca el cierre esta tarde del primer congreso del Consejo Hispanoamericano de la Unión Cultural Libanesa. Delegaciones de Argentina, Colombia, Chile, Uruguay y México pasaron la semana en la ciudad durante el congreso

Los participantes en el evento de las comunidades libanesas posan en las escalinatas del hotel Radisson de Santa Cruz de la Sierra
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/04/2018

El primer encuentro de libaneses en Bolivia cierra esta tarde en Santa Cruz con la celebración de una misa abierta para todos los católicos maronitas. La actividad religiosa fue convocada por el monseñor Juan Habib Chamieh, que llegó esta semana a la capital cruceña por segunda vez para participar como invitado en el primer congreso del Consejo Hispanoamericano y del Caribe de la Unión Cultural Libanesa.

El obispo maronita, que radica en Buenos Aires, Argentina, tendrá a su cargo desde las 18:00 de hoy sábado la celebración de la misa en la iglesia ortodoxa ubicada en el séptimo anillo de la avenida Cristo Redentor, tomando una cuadra y media a la derecha de esa ruta.

El hotel Radisson fue escenario entre el jueves y hoy sábado de dos congresos simultáneos de libaneses, que migraron y tienen descendientes con presencia mayoritaria en países de América Latina, entre ellos Bolivia. Participaron en estos encuentros delegaciones de Argentina, Colombia, Chile, Uruguay y México. Además de confraternizar, presenciaron conferencias sobre la cultura, gastronomía, historia y organización de este país ubicado en el medio oriente. Se sentaron las bases para aglutinar a los libaneses en Bolivia y encarar el proyecto de construcción de una iglesia para los católicos maronitas, que podría incluir un escenario para eventos socioculturales, entre otros espacios.

La directiva de la Unión Cultural Libanesa para Hispanoamérica y el Caribe recibió la declaración de visitantes ilustres de Santa Cruz por el Concejo Municipal. El obispo Juan Habid Chamieh recibió el año pasado, en su primera visita, las llaves de la ciudad.