SANTA CRUZ

Mujer llegó atrasada al bus y salvó su vida


La flota con 37 pasajeros adelantó, chocó y volcó, causando dos muertos


Ruperta Arana Panoso cuando recibía ayer el saludo de sus hijos y nietos después de salvarse de la muerte
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/11/2018

Ruperta Arana Panoso, de 75 años, recibía abrazos ayer de sus hijos, nietos y amistades en la clínica Melendres por ser una de las sobrevivientes de milagro del accidente vial del bus de la empresa Saipina, que causó un saldo de dos personas muertas y 31 heridas.

Según el informe de Tránsito, el bus, placa 2252-RNX, colisionó con otros dos motorizados cuando adelantaba por el carril contrario imprimiendo velocidad fuera de lo normal.

Ruperta Arana estaba agradecida con Dios por su vida. Dijo que hace años que viaja con esa empresa y el sábado llegó a la parada un poco retrasada, por eso no halló en el primer asiento que siempre compraba. “Tuve que comprar al medio en el asiento 25 y estaba un poco molesta, pero no podía hacer más nada. Yo me había dormido y cuando escuché un fuerte ruido, solo desperté cuando me estaban llevando en una ambulancia al hospital de Mairana. Después me trajeron a Santa Cruz. Me puse a llorar cuando me contaron que las personas que compraron los primeros asientos que yo debía ocupar murieron”, dijo; estoy agradecida con Dios, fue un milagro”.



Recibe atención en la clínica Melendres, pero está fuera de peligro y solo recibe los abrazos de sus cinco hijos y varios nietos, que esperan sea dada de alta.

Más de 20 heridos fueron trasladados a Santa Cruz y otros se quedaron en Mairana. Perdieron la vida en el accidente Augusta viuda de Ávila (78) y Casta Galvis (70).

Los primeros informes de Tránsito señalan que el accidente se registró por falta de prudencia y el exceso de velocidad del conductor. El hecho es investigado.



 




En esta nota