SEGURIDAD

Muestran los espacios que hay para los niños de los reclusos


A los dos centros que trabajan con la realidad de los privados de libertad y que son administrados por la Gobernación, se suma el apoyo de Aldeas Padre Alfredo

En el recorrido en el hogar La Esperanza se verificó una sala de recreación para los infantes. Es un ambiente amplio con juegos para niños
Escuchar el artículo Pausar Lectura

08/03/2018

Recorrer los ambientes amplios, limpios y correctamente señalizados del hogar La Esperanza permitió que las autoridades que trabajan para no dejar niños viviendo dentro del penal de Palmasola, afirmen que este espacio es la mejor alternativa para los reclusos, si es que no se consigue una familia ampliada para el infante.  

El centro, uno de los dos que trabaja con menores cuyos padres están privados de libertad, tiene capacidad para 150 niños, aunque actualmente ni una tercera parte es utilizada, hay 42 infantes en el lugar.

A la visita asistieron las jueces de la Niñez y Adolescencia, Régimen Penitenciario, asambleístas departamentales, representantes de las reclusas, la Defensoría de la Niñez y el director del Sedepos de la Gobernación.



Las comodidades de las que gozan los niños que viven allí, contrastó con un dato que se conoció en el hogar, ya que se informó que más de la mitad de los menores cuyos padres están presos, son olvidados por su progenitores cuando dejan la cárcel.
Las autoridades indicaron que la siguiente semana informarán sobre las bondades del hogar a los reclusos y esperan que no haya más excusas para retirarlos del encierro en el que están.
 
Aldeas Padre Alfredo
A solicitud de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH), el directorio de Aldeas de Niños Padre Alfredo, ofrece la alternativa de acoger a los infantes que aún viven en Palmasola. Así lo manifestó Salomé Nasica, presidenta del directorio, quien indicó que este centro tiene cupos para albergar a 50 niños en la capital cruceña y a otros 50 en San José de Chiquitos. 
Explicó que las condiciones legales en que los niños de la cárcel podrán ser recibidos son determinadas por los jueces de la niñez siguiendo con los procedimientos que se tienen con todos los otros menores que albergan, en cuanto a beneficios, visitas, restricciones, permisos y otros. 

María Inés Galviz, representante de la APDH, dijo que se reunirán con los delegados de los privados de libertad para darles a conocer la alternativa de este centro que cumple con todas las condiciones para tener a los menores.
El retiro de niños de Palmasola generó un amotinamiento el lunes por parte de internos que se oponen a que sus hijos sean trasladados a hogares que son atendidos por la Gobernación. Incluso manejan como posibilidad trasladarlos a  dos domicilios que alquilarán fuera de la cárcel. 

Los reos indicaron ayer a las autoridades que en el interior del penal aún quedan 59 menores luego de que la Gobernación retirara a 34 a sus familias ampliadas tras denunciarse el abuso sexual a una menor de ocho años.

 



 




Notas Relacionadas



En esta nota