SANTA CRUZ

Ministerio de Salud pide declarar ilegal el paro y Defensoría del Pueblo media en el lío


La Gobernación y los trabajadores del hospital de Niños lograron ayer un acuerdo, pero, pese al pedido de Urenda para que suspendan la medida, los dirigentes decidieron mantenerla. Se instalarán mesas de trabajo. Hoy se reunirán con la Alcaldía

Un padre de familia cuida a su hijo, que recibe suero en uno de los pasillos del hospital de Niños

27/10/2017

El paro indefinido de los trabajadores de salud ingresa hoy en su tercer día y los intentos por darle una solución han fracasado, aunque ayer por la tarde autoridades de la Gobernación y dirigentes del hospital de niños Mario Ortiz lograron un acuerdo. Mientras tanto, el Ministerio de Salud ha pedido declarar ilegal el paro indefinido y el representante del defensor del pueblo en Santa Cruz se ofreció como mediador, en procura de que el conflicto se resuelva por el bien de miles de pacientes que están afectados por la medida sindical.

Según Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación, en una reunión con los dirigentes del hospital de Niños, se acordó instalar mesas de trabajo para analizar la denuncia que hacen los trabajadores contra la gerenta general, a quien acusan de maltrato laboral. Se definió cambiar al jefe de personal. Con este avance en el diálogo, Urenda ha pedido a los trabajadores de dicho nosocomio que suspendan el paro; sin embargo, el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de Salud, Roberth Hurtado, dijo que si bien hay un avance, el paro se mantiene porque hay otros puntos que las autoridades deben atender, como el pago del bono de vacunación a 124 trabajadores. 

Hurtado informó de que hoy a las 9:00 habrá una reunión con autoridades de la Alcaldía para analizar este tema.
 
Pacientes afectados
Mauricio Murgía Herrera apenas puede hablar y la expresión de su rostro da señales de que no está bien de salud. Después de ser rechazado en tres hospitales públicos, este hombre llegó ayer por la mañana al hospital San Juan de Dios con la esperanza de que algún médico se apiade de él y lo asista. Ante tanta insistencia, Murgía logró ser atendido por médicos del servicio de Emergencias.

Este fue uno de los dramas que EL DEBER observó ayer en el segundo día de paro indefinido que cumplen los trabajadores de salud de Santa Cruz, que demandan a las autoridades de la Alcaldía, de la Gobernación y del Gobierno la atención a su pliego petitorio de seis puntos.  

Precisamente esta medida sindical fue objetada por la ministra de Salud, Ariana Campero, que el miércoles envió una carta al ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, pidiéndole que declare ilegal el paro indefinido. No obstante, hasta el momento el Ministerio de Trabajo no se ha pronunciado sobre el pedido de Campero.

Por su parte, el representante del defensor del pueblo de Santa Cruz, Jorge Paz Yabeta, se ofreció como mediador en este conflicto. Durante la jornada no solo visitó algunos hospitales para verificar si se estaban vulnerando los derechos de los pacientes, sino también para escuchar a los trabajadores. Paz se reunió con las autoridades de la Alcaldía y de la Gobernación, con médicos y también con los huelguistas.  

Ante el pedido que le hizo la Gobernación para que presente una Acción Popular, Paz Yabeta dijo que si no hay un acercamiento entre las partes presentará dicho recurso en procura de resguardar el derecho a la salud y a la vida que tienen todos los ciudadanos. 

Así como Mauricio esperaba una atención a sus dolencias de estómago, renales y anemia, hubo otros pacientes como Mirtha Arana que se vieron en apuros para acceder a una tomografía que necesita su suegro, que está internado en  el San Juan de Dios. 

La imposibilidad de hacer ese estudio no es a causa del paro, sino a la falta de un repuesto para el equipo de rayos X. Según la dirigente sindical del San Juan de Dios, Cleotilde López, la reparación de este equipo es una demanda que la Gobernación debe atender. 

El secretario de Salud de la Gobernación descartó que esta demanda sea atendida a corto plazo, pues, según él, la adquisición de los repuestos tomará entre uno y dos meses, debido a que están siendo comprados en el extranjero y se necesita tramitar un permiso ante el Gobierno para el ingreso del mismo.

El perjuicio del paro

Según Urenda, debido al paro, el San Juan de Dios dejó de atender por día a unas 200 personas en la consulta externa, mientras que la atención es normal en los demás servicios como terapia intensiva, internación y administración. 

En este nosocomio la unidad de Emergencias estuvo saturada de pacientes al igual que la maternidad Percy Boland. 

En el hospital de Niños ayer por la mañana algunos huelguistas reprocharon a sus colegas del área administrativa que se encontraban trabajando y que indicaban a los pacientes qué debían hacer para poder ser atendidos. 

Por determinación de la Gobernación, la atención en este nosocomio será gratuita mientras dure el paro. Por cada día de paro, este centro pierde unos Bs 30.000.

Pese a la medida, médicos y enfermeras se dan modos para atender a los enfermos. 

La Gobernación no renovará contratos a los que acaten el paro
En la misma línea del anuncio que hizo el secretario de Salud de la Alcaldía, Fernando Mustafá, el titular de la Secretaría de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, advirtió que no renovará contratos a los funcionarios que estén acatando el paro indefinido.
Urenda dijo que se crearán 340 ítems en 2018, para lo cual la Gobernación de Santa Cruz está presupuestando Bs 15 millones por cada año. 
El miércoles, Mustafá anunció que se iba a levantar información para saber qué funcionarios acudían a su fuente laboral y quiénes no estaban asistiendo, en cumplimiento del paro indefinido. Con esa información dijo que se iba a rescindir el contrato a los huelguistas.



En esta nota



e-planning ad