SEGURIDAD

Menor es acusado por violación agravada y lesiones graves y leves


La resolución conclusiva abre la puerta para reforzar el proceso penal contra los cuatro jóvenes presos en Palmasola. El abogado de Saavedra dice que ahora el Ministerio Público debe probar lo que está acusando


El menor de edad debe ser sometido a una ley especial y cumplir una pena diferenciada
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/03/2019

La Fiscalía presentó su resolución conclusiva de acusación en contra del menor de 15 años, que es uno de los cinco procesados por el supuesto delito de violación grupal a una joven de 18 años en un motel, hecho que data del 14 de diciembre de 2018.

La resolución asevera que el menor es coautor del delito de violación agravada y lesiones graves y leves, en complicidad con los otros cuatro sindicados que están en Palmasola con detención preventiva.

El fiscal departamental, Mirael Salguero, explicó que en la acusación para ir juicio oral se adjuntaron las pruebas que se acumularon desde el 14 de diciembre, cuando se registró el hecho. Esas pruebas consisten en testimonios, pericias forenses y otros informes.



Salguero no entró en los detalles de la documentación presentada, ya que se trata del juicio a un menor que se debe desarrollar en el marco de una ley especial. Sin embargo, dijo estar consciente de que aún falta conocer algunas otras pericias, como el desdoblamiento de las llamadas realizadas desde los teléfonos celulares secuestrados a los implicados.

Para Joadel Bravo, abogado de Carlos Alejandro Saavedra Saavedra, ahora lo interesante será ver cómo la Fiscalía sustentará el delito de violación por el que está acusando al adolescente y conocer la fundamentación que plantearán desde el Ministerio Público para conseguir una sentencia en contra del menor.

Bravo considera que este juicio tendrá mucha repercusión y espera ver en su desarrollo, cómo se fundamentarán los informes periciales del supuesto delito, que él, como abogado defensor de uno de los implicados, sostiene nunca existió.

Para el abogado de la víctima, Andrés Ritter, este es un día muy importante para la justicia boliviana, porque la Fiscalía, tomando en cuenta los indicios, los ha convertido en pruebas contundentes.



“Esto nos demuestra dos elementos. Uno que la noche fatídica del 14 de diciembre existieron delitos y no cabe duda alguna para la Fiscalía que el menor y los mayores, detenidos en la cárcel, son los posibles autores del delito. Ya no estamos hablando de indicios sino de la existencia de prueba plena, que no se tiene duda que el menor y los mayores encarcelados, son autores y partícipes del delito”, dijo.

Solo se entregó resolución

EL DEBER pudo conocer que la Fiscalía solo presentó la resolución conclusiva, no así el expediente con las pruebas.

En este proceso la justicia penal juvenil requiere las pruebas para que la jueza decrete el auto de apertura de proceso. Al no haberse presentado el requerimiento con las pruebas la jueza Shirley Becerra tendrá hoy que conminar de nuevo a la Fiscalía a presentarlas.

FISCALES CELEBRAN REUNIÓN CLAVE PARA ANALIZAR PRUEBAS SOBRE PESQUISAS DE DETENIDOS Y NUEVAS PERICIAS



La comisión de fiscales de Santa Cruz, integrada por Gerardo Balderas, Nancy Carrasco, Giovana Castro, Yolanda Aguilera y Marcos Arce tienen prevista para hoy una reunión. Deben analizar un expediente de casi 1.000 fojas de pruebas documentales, testificales y periciales dentro del caso considerado complejo.

Las consideraciones específicas que según informes es especialmente sobre los detenidos Carlos Alejandro Saavedra Saavedra, Jorge Andrés Justiniano Parada, José Antonio Rosales Franco y Alejandro Castro Pinto que están detenidos en la cárcel de Palmasola por orden del juez cautelar Roberto Arias que por el momento hace uso de vacaciones.

Las últimas actuaciones del juez fueron resolver el pedido de libertad de los detenidos en la cárcel, la mayoría de las cuales fue negada por riesgos procesales y por la falta de resultados de pericias. Dos salas penales al mismo tiempo también rechazaron solicitudes de cesación a la detención preventiva por considerar que los involucrados en las investigaciones no lograron desvirtuar varios riesgos en procso como la obstaculización y otros dentro de uno de los casos considerados por el Ministerio de Justicia como emblemáticos contra la joven de 18 años.