SANTA CRUZ

Medio siglo preparando platos típicos


El 20 de este mes se inicia el festival de comidas en el mercado Nuevo

Doña Asunta es una de las vendedoras de tujuré y cuajadilla más antiguas; lleva más de 50 años en el oficio

08/09/2017

El paso de los años no le borra de la memoria cómo preparar  un buen tujuré o una deliciosa cuajadilla a Asunta Gutiérrez, que lleva más de medio siglo vendiendo delicias cruceñas en el mercado Nuevo, ubicado a tres cuadras de la plaza 24 de Septiembre. 

Doña Asunta es una de las seis “supervivientes” del mercado Nuevo y una experta en la preparación de platos típicos cruceños. Ella participará del festival de comidas típicas, que se llevará a cabo  del 22 al 23 de septiembre en ese merca-
do. Este evento tiene como finalidad conmemorar los 207 años de la gesta libertaria de Santa Cruz.  

La lejía es uno de los ingredientes principales que utiliza doña Asunta para hacer tujuré a leña. Dice que el “secreto” para preparar una sabrosa cuajadilla es que la leche de vaca sea natural (sin agua) y que esté tibia a la hora de ser mezclada con el cuajo. “Si la leche está fría no se corta como debe ser y sale sin sabor”, dice la mujer, que tiene más de 80 años de edad y que a sus 17 años aprendió el oficio con el que crio a sus 10 hijos. 

Los precios de sus cuajadillas varían dependiendo del tamaño del recipiente, hay desde Bs 5 hasta Bs 10.
Julieta Villarroel, oriunda de Cochabamba, es una de las vendedoras de comida más antiguas en el mercado Nuevo. A sus 17 años Julieta vendía verduras, luego frutas y desde hace más de 20 años vende comida. Ahora es experta en preparar majao de charque, locro carretero y picante de gallina y de lengua. 

Ella recuerda con nostalgia que años antes preparaba cogote relleno. Sus comidas cuestan desde Bs 10 hasta Bs 15.
Nelly Huaygua es otras de las cocineras, que lleva 41 años preparando delicias cambas. “El secreto para preparar un buen majao batido es no dejar de batir la olla cuando está cociendo el arroz y hay que retirarlo del fuego antes de que esté bien cocido, de lo contrario se hace un pututo”, dice.

Mario Suárez, más conocido como Mario Hígado, cuenta que se crio en medio de las ollas y que el gusto por la cocina lo heredó de su abuela. Sabe preparar chicha de maíz, patasca de chancho, locro carretero, sopa de maní y salpicón, además de hígado revuelto. Según él, poco a poco se está distorsionando la preparación de los platos típicos como la chicha de maíz, que ahora es reemplazada por harina de trigo, mientras que a la sopa de maní la mezclan con arroz o fideo. 


En esta nota



e-planning ad