DÍA DE LA DEMOCRACIA

Marcha ciudadana exige se respete la democracia


Un manifiesto resolvió “no  permitir  el desconocimiento ni  el atropello a la voluntad del pueblo boliviano,  expresada el 21 de febrero del 2016"


10/10/2017

La democracia boliviana está de cumpleaños, cumplió 35 años desde que vida de manera ininterrumpida y para celebrarla muchas personas y representantes de plataformas ciudadanas salieron a marchar por las calles de varias ciudades del país y se concentraron en plazas. El resultado de esa movilización es un manifiesto que resolvió “no  permitir  el desconocimiento ni  el atropello a la voluntad del pueblo boliviano,  expresada el 21 de febrero del 2016, cuando en un referéndum ganó el No, rechazando así el interés del Gobierno para que Evo Morales y Álvaro García Linera puedan ser reelegidos indefinidamente.

El manifiesto también declara “estado de movilización permanente junto a nuestro pueblo, ante los intentos de violar la Constitución para arrancarnos la democracia, porque el poder sin democracia se convierte en tiranía.

En el quinto y último punto también señala: Haremos respetar la democracia, el pueblo dijo no a la re- re postulación de Morales y Linera y toda autoridad que pretenda reelegirse; eso es Democracia,   que debe respetarse porque protege al pueblo contra  individuos  que pretenden someterlo y arrebatarle sus derechos. El documento es firmado por representantes de las agrupaciones ciudadanas Sos Bolivia, Primero Bolivia, Generación 21, CUB, Todos podemos ser presidente, Las calles Bolivia y Por ti mujer.

Fernando Cuéllar, presidente del Comité Pro Santa Cruz, en su discurso dijo deja establecido, que, si este Tribunal constitucional falla declarando la reelección indefinida, llamará a una asamblea de la cruceñidad, para que se tomen las acciones más aconsejables, en defensa de la democracia y del estado de derecho.

Nada más lejos de un gobierno democrático que un gobierno que aspira a mantenerse en el poder a perpetuidad, cuando esto sucede la democracia se transforma en totalitarismo. Por eso apoyamos con vehemencia y firmeza la vigencia plena de los Derechos Humanos, y creemos que la movilización ciudadana es y siempre será el arma más poderosa para evitar los excesos y defender el derecho a vivir en una sociedad libre, justa, solidaria, con paz y armonía”, enfatizó Cuéllar.

Mira la cobertura que hizo en directo EL DEBER a través de las redes sociales:

 

 



En esta nota



e-planning ad