REORDENAMIENTO DE MERCADOS

Maquinaria de la comuna derriba toldos y casetas de los comerciantes


A las 1:30 del jueves, maquinaria pesada de la Alcaldía de Santa Cruz empezó con el trabajo de limpieza de las veredas de la avenida Grigotá. Los gendarmes aún no ingresaron al interior de La Ramada

Funcionarios de la Alcaldía levantan objetos de comerciantes de la avenida Grigotá | Foto: Fuad Landívar
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/05/2018

Hasta la medianoche del miércoles el 'tire y afloje' entre los comerciantes que responden a la federación de Jaime Flores y los funcionarios de la comuna cruceña continuaba. Los gremiales reclamaban que se verifique sus puestos antes de ser llevados al nuevo mercado La Ramada hasta que lograron. A las 00:27 del jueves, el compromiso de parte de su dirigente -que habló en presencia del secretario de Comunicación de la Alcaldía, Jorge Landívar- se hacía efectivo: al menos por esa noche no serían removidos.

 

Antes de que las maquinarias de la Alcaldía, después de las 1:30, empezaran a derribar los toldos y casetas, así como a levantar cuanto objeto encontraban en la vereda de la avenida Grigotá; hubo discusiones, llantos y oraciones. Cuando los gendarmes se desplazaban desde el edificio de la exterminal de buses hasta la avenida Grigotá, el temor de los gremiales atrincherados en el interior de La Ramada, era evidente. 

 

Sin embargo, hasta las 2:00 los funcionarios municipales se dedicaron a levantar cuanta caseta, toldo y mercadería encontraron en la Grigotá, sin ingresar al interior de La Ramada.



Funcionarios de la Alcaldía derriban casetas en la avenida Grigotá | Foto: Fuad Landívar

 

Funcionarios de la Alcaldía levantan objetos de comerciantes de la avenida Grigotá | Foto: Fuad Landívar

Esto es lo que sucedía en La Ramada en las primeras horas del jueves:



 




En esta nota