SANTA CRUZ

Maestros de Santa Cruz radicalizarán medidas desde el lunes


Ingresarán en paro de 48 horas y bloqueos en la carretera a los valles. Instalaron un piquete de ayuno en su federación

23 maestros ingresaron en huelga de hambre seca desde el sábado. Foto: Gabriel Vásquez
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/04/2018

La dirigencia del magisterio urbano ingresa en su segunda semana de protestas y anuncia radicalizar sus medidas. Para este lunes confirmaron un paro de 48 horas, además de bloqueos en la carretera a los valles, a la altura de los municipios de Samaipata, Mairana y Comapara, y piquetes de huelga en las afueras de la federación.

El pliego petitorio, elaborado por la Federación de Maestros Urbanos, contempla la asignación de 1.800 ítems para maestros en el departamento, un bono a la profesionalización, la implementación del bachillerato técnico y la nivelación de horas.

El miembro de la directiva de la federación, José Severiche, explicó que representantes de la Dirección Departamental de Educación (DDE), les ofrecieron resolver uno de estos puntos, que es la nivelación de 72 a 96 horas, para los maestros que tienen menos horas, lo que consideraron insuficiente y lo rechazaron.
“Por eso ya no queremos dialogar con la dirección de educación y pedimos que baje el Ministro de Educación,
Roberto Aguilar, para negociar con nosotros”, afirmó. 

El fin de semana fueron dados de baja los 12 maestros que se ‘tapiaron’ en las afueras de la federación, entre los que se encontraba el ejecutivo de los maestros Saúl Ascárraga.

En total pasaron cuatro días con una alimentación a base de líquidos y en un ambiente cerrado, lo que, según Ascárraga, representó poner en riesgo su propia salud y a la vez evidenció la poca atención de parte de las autoridades de educación.

Ascárraga aseguró que cuentan con el respaldo de maestros de las provincias y de padres de familia, debido a que el déficit de maestros hace que tengan que pagar con cuotas las falencias en las unidades educativas.
Dijo que esta semana habrá movilizaciones en tres turnos tanto en la ciudad como en las provincias, y destacó que cuentan con el apoyo de la dirigencia obrera departamental, en particular del sector fabril. 

“Las medidas se radicalizarán de manera paulatina. El conflicto continúa porque el ministerio no atiende nuestras demandas y la dirección de educación nos ofreció atención a medias”, dijo.


 




En esta nota