SANTA CRUZ

Lluvias golpean a los valles cruceños y Yapacaní se declara zona de desastre


En Saipina, el rebalse de un río inundó cultivos y una vivienda. En otras regiones de los valles hay derrumbes y sembradíos anegados. La Alcaldía de Yapacaní reporta 1.162 familias afectadas. Los ríos Yapacaní e Ichilo registran crecidas arriba de lo normal

Una mujer de Saipina coloca troncos en el patio anegado de su vivienda
Escuchar el artículo Pausar Lectura

21/02/2018

Las persistentes lluvias están golpeando a varias regiones del departamento de Santa Cruz. En los valles, por ejemplo, ayer se registró un nuevo rebalse de los ríos Chilón y Oconi, afectando varias hectáreas de cultivos, a una carretera en fase de construcción y a una vivienda. Mientras tanto, en Yapacaní, el gobierno municipal aprobó la declaratoria de zona de desastre pues cada día suma el número de familias damnificadas por las lluvias y el rebalse de los ríos Ichilo y Yapacaní.

Según el alcalde de Saipina, Hernando Becerra, las zonas bajas resultaron más afectadas, pues el agua anegó cultivos de tomate, papa, cebolla, caña, uva, etc.

A decir de Becerra, este es el segundo desborde que afecta a la región. Una vivienda prácticamente amaneció inundada, debido a la acumulación de agua en un puente que tenía alcantarillas de poco diámetro. La empresa constructora Rubau tuvo que romper la plataforma en construcción para facilitar la salida del agua.

En Comarapa también se registró el desborde de la quebrada del Quisco, afectando varias hectáreas de cultivos. Hugo Valverde, alcalde municipal, aseguró que los técnicos trabajan en la evaluación de los daños para luego proceder a prestar ayuda a las familias damnificadas.

En Pampa Grande, más concretamente en Los Negros, la torrencial lluvia que cayó en horas de la madrugada provocó el rebalse de la quebrada del Quilco, afectando cultivos y viviendas. Se recomienda transitar con cuidado por la zona, pues el agua cruzó la capa asfáltica.

En Vallegrande también se reportan derrumbes de cerros.

Yapacaní

El lunes 19, el gobierno municipal declaró a Yapacaní zona de desastre a través del decreto N.º 10/2018, por las precipitaciones y los desbordes de los ríos que ya han afectado a 1.162 familias de 57 comunidades, así como a la producción agrícola y pecuaria de la región.

José Manuel Ignacio Pita, de la unidad Gestión de Riesgo de la Alcaldía, dijo que el objetivo es poder acceder a la ayuda del Gobierno nacional y de la Gobernación. “Necesitamos ayuda para los productores y agricultores que han sufrido pérdidas, también la reparación de caminos y terraplén en algunas comunidades”, expresó.

Dijo que las zonas más afectadas son: TCO Yuracaré Mojeño, Puerto Grether, Norte Ichilo y  Faja Norte. Producto de las últimas precipitaciones, el nivel de los ríos creció. El río Yapacaní ayer reportó una crecida de 2 metros (lo normal es 1,2 m) y está en alerta amarilla, mientras que el Ichilo alcanzó los 10 metros (lo normal es 8 m) y está en alerta naranja. 

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pronostica para hoy lluvias intensas en la capital cruceña y otras regiones.

Los derrumbes se registran en varios puntos de Vallegrande. Piden circular con precaución
En la quebrada del Quilco, zona de Los Negros, el agua cruza la vía pavimentada, lo que constituye un peligro para los conductores


 




En esta nota