SANTA CRUZ

Le extirpación del tumor le dejó secuelas a Cronenbold


Los profesionales médicos que atendieron al alcalde de Warnes le advirtieron que la operación tendría secuelas


Mario Cronenbold celebra el éxito de la cirugía. El tumor midió 3,5 cm
Leer el artículo Pausar Lectura

09/02/2018

A finales de enero el alcalde de Warnes, Mario Cronenbold, se puso en manos de especialistas que le extirparon un tumor de la cabeza, en un hospital de San Pablo (Brasil). Cronenbold relató las circunstancias en la que fue detectado este nódulo, que amenazaba con incrustarse en la parte media del cerebro y complicar su estado de salud de la forma más grave.

El alcalde de Warnes, en entrevista con EL DEBER Radio, empezó relatando que se encontraba de vacaciones, junto a su familia en Brasil, cuando tuvo un desmayo súbito acompañado de convulsiones, fue internado y le detectaron el tumor en la cabeza.

 

Los médicos le indicaron que la operación era de riesgo, y en caso de superar la intervención quirúrgica podrían quedar algunas secuelas.

"Después que te dicen que podés morirte te dicen que podés tener secuelas, que podes quedar ciego, mudo, que podes perder la memoria, gracias a Dios, la única secuela que me quedó fue la pérdida de la visión lateral derecha, que eso es nada, entre todas las opciones esa es la más michi", dijo Cronenbold.

El tumor que se le extrajo midió 3,5 centímetros y, afortunadamente, el resultado de la biopsia indicó que el tumor es benigno, agregó.

Desconoce qué pudo haberle causado el tumor, pero los médicos le indicaron que el problema pudo haberse generado en su nacimiento o que sea el resultado de un aneurisma cerebral.



 




En esta nota