SEGURIDAD

La historia: El calvario de un hombre inocente


Reynaldo Ramírez, un hombre inocente, fue sentenciado y condenado a 30 años por un feminicidio que no cometió


05/07/2017

El 25 de noviembre de 2014, en una casa de la radial 17 y medio, fue victimada Verónica Menacho Chilo, de 22 años de edad, y su cuerpo luego fue calcinado. Este fue un hecho que conmovió a la ciudadanía.

En mayo de 2015, la Policía capturó al presunto autor; Reynaldo Ramírez Vale, que fue enviado a Palmasola por orden judicial acusado de feminicidio y un tribunal lo condena a 30 años de cárcel sin derecho a indulto al considerar que las pruebas en su contra fueron contundentes.

El fiscal Marcelo Delgadillo llevó el caso adelante y un juzgado condenó a Ramírez Vale quien, con lágrimas en los ojos, alegaba su inocencia.

En los últimos días se conoció que un equipo de peritaje de la Policía liderado por el capitán Cristian Sánchez, propició el esclarecimiento del caso, en el que se condenó a Reynaldo Ramírez a 30 años de forma errónea. Este equipo presentó dos informes antes de que se emita sentencia pero el Ministerio Público no valoró estas pruebas. 

Reynaldo agradeció al capitán Sánchez, lo abrazó y le regaló una gorra que hizo en la cárcel

"Alertamos dos veces al fiscal encargado del caso pero no se valoró la información. Lo hicimos antes de la sentencia. La última vez fue en 2015", informó.

La justicia había sentenciado a 30 años sin derecho a indulto a Reynaldo Ramírez por este caso, quien resultó ser inocente y purgó más de dos años solo por una semejanza física con el asesino, que terminó siendo Moisés  Bascopé Zambrana.



En esta nota



e-planning ad