SEGURIDAD

La Policía indaga un posible ajuste por muerte en Yapacaní


Murió por gravísimas lesiones especialmente en el rostro. Su cabeza estaba cubierta con tres bolsas nailon 

Los policías cuando procedían al levantamiento del cuerpo en Yapacaní

14/09/2017

La Policía maneja varias hipótesis sobre el origen de los móviles  de la violenta muerte de Nazario Aguayo Arias (40) en Yapacaní, pero entre las más probables está un ajuste de cuentas, una venganza por la mafia del narcotráfico o un problema de tipo pasional.

Según las pesquisas realizadas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc)  a la cabeza del coronel Rubén Barrientos, el hombre fue hallado por agentes policiales en la zona del local el Caballito, entrada al circuito de motos. Presentaba heridas en la región frontal, en la parte superior de la nariz y otra cortante en el occipital. 

El cuerpo permanecía en el lugar desde hace cuatro días y estaba en estado de descomposición. Yacía botado en medio de matorrales y estaba con la extremidad superior izquierda metida en la espalda, miembros inferiores extendidos y la cabeza cubierta totalmente con tres bolsas nailon color negro amarradas al cuello. Estaba de short deportivo color negro y descalzo. 

Salió a comprar un vehículo
Su esposa, Carmen Rodríguez Yauri (25), se hizo presente y reconoció el cuerpo del hombre. Afirmó que él salió de su domicilio el  domingo en horas de la madrugada con dirección a Ivirgarzama en su vehículo tipo Ipsum, sin placa, para venderlo. Llevaba la suma de Bs 8.000 para aumentar y así comprar otro motorizado con papeles. Sin embargo, no llegó a dicha localidad.

La autopsia practicada por médicos forenses señala que su muerte se debió a un traumatismo encéfalo craneano como consecuencia de lesiones gravísimas  en la parte superior del cuerpo. Por las características del hecho, la Policía cree en un ajuste de cuentas y busca a los autores. 



En esta nota



e-planning ad