SANTA CRUZ

La Alcaldía moviliza a más de 500 funcionarios para cuidar espacios públicos


El perímetro de La Ramada será cerrado hoy por sexto fin de semana consecutivo para el paso del transporte público. Se anticipa la aprehensión de Jaime Flores


En la calle Campero, en Los Pozos, los vendedores hasta se han colocado sombrillas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

29/12/2018

Para evitar sorpresas en la toma de espacios públicos por parte de comerciantes ambulantes durante el largo fin de semana que comienza hoy, en especial de la Federación de Gremiales Unidos, de Jaime Flores, la comuna emitió ayer un decreto de siete artículos donde ordena a los diferentes secretarios municipales coordinar acciones de prevención con la Policía, con la Fiscalía y, de ser necesario, con el Ejército. Además, durante el fin de semana movilizará a más de 500 funcionarios para evitar que los informales se asienten en las vías de La Ramada y de Los Pozos.

La presidenta del organismo deliberante, Angélica Sosa, fue la encargada de hacer conocer la decisión del ejecutivo municipal, a fin de preservar la libre circulación de motorizados por la avenida Grigotá, en La Ramada, y la calle 6 de Agosto, en Los Pozos, desde hoy hasta el lunes.

Sosa también reveló que se ha hecho una invitación para los notarios de fe pública que estén interesados en participar de la anotación de puestos de ventas en los mercados nuevos y cuyos asignatarios no los estén abriendo porque se van a ocupar las vías en La Ramada y en Los Pozos.



El control de las calles se inició hoy, desde las cero horas, con la participación de la guardia municipal y personal de otras reparticiones; además, existe el compromiso de la Policía y de la Fiscalía de enviar efectivos para respaldar el ordenamiento.

Aprehensión

Terminada la vacación judicial, Jaime Flores puede ser procesado por un rosario de delitos que la Alcaldía ha anotado en una denuncia hecha ante la Fiscalía.

Si falla esta estrategia, la comuna dice tener un plan B, cuya base es la disuasión de los ambulantes para que abandonen las calles y aceras. Pese a las amenazas, los gremiales actúan furtivamente en la Grigotá, en las calles Amboró y Muchirí, en La Ramada, así como en la Campero (cachivacheros) y en la 6 de Agosto, en Los Pozos, donde los gendarmes no infunden miedo o respeto.