SANTA CRUZ

La Alcaldía busca consolidar el control en el Abasto y los gremiales resisten


La comuna llevó a cabo un nuevo operativo para retirar a los vendedores informales que estaban asentados en los alrededores del mercado Abasto. Esta vez desinstaló las conexiones clandestinas de energía eléctrica y de agua 

Esta imagen aérea tomada en horas de la tarde muestra al mercado Abasto libre de casetas en sus alrededores

06/12/2017

El gobierno municipal está decidido a ordenar los mercados sí o sí, y así lo demostró ayer, a través de un segundo operativo realizado en menos de una semana. En horas de la madrugada, con el apoyo de un contingente policial, ingresó con máquinas y gendarmes a la zona del mercado minorista Abasto, ubicado en el tercer anillo y avenida Piraí, para desalojar a los vendedores que estaban asentados en el espacio público, lo que derivó en enfrentamientos. 

Piedras y palos fueron lanzados por los vendedores en su intento de resistir la intervención municipal, por lo que la Policía tuvo que gasificar y al cabo de tres horas,  la comuna había logrado retirar los puestos de venta, productos y hasta las conexiones clandestinas de agua y energía eléctrica. Producto de la intervención varias personas resultaron lesionadas y tres comerciantes fueron arrestados.

El contingente de funcionarios municipales, a la cabeza del secretario de Seguridad Ciudadana, José Antonio Ayala, llegó a la zona con el propósito de “limpiar el espacio público”. A diferencia del operativo del viernes, esta vez estaban acompañados de efectivos policiales.
Los gendarmes, protegidos con escudos y cascos, comenzaron a avanzar hacia los puestos, pero los comerciantes opusieron resistencia lanzando piedras y palos. Los enfrentamientos se prolongaron por varios minutos hasta que la Policía hizo uso de gases lacrimógenos, logrando dispersar a los gremiales. 

Luego, los guardias municipales comenzaron a desmantelar los puestos de venta, mientras que otros cargaban mesones, tocos y otros objetos en camiones, al igual que bolsas de sal, papa y de otros productos que encontraron al paso. Al mismo tiempo, personal especializado se encargaba de retirar las conexiones de luz y agua clandestinas. Más tarde, la Alcaldía informó de que se desinstalaron unas 20 conexiones y que aún existen 26 de luz y otras 10 de agua, misión que se estima concluir en las próximas horas.

En medio del desalojo, algunas comerciantes protestaban contra la comuna por la forma “abusiva” en que ejecuta el plan de ordenamiento de mercados.

“Nuevamente han venido a agredirnos”. “Todo lo hacen en la noche como delincuentes”, gritaban algunas mujeres.

Sin embargo, el secretario Ayala justificaba la acción, indicando que lo que se hace es cumplir con la norma y lo hará las veces que sean necesarias.  “Si es necesario hacer 1.000 operativos, se van a hacer porque se ha determinado restablecer el orden y siempre en el marco de una acción pacífica, el municipio no va a retroceder”, subrayó la autoridad municipal.

Proceso de por medio

En rueda de prensa, el secretario de Comunicación, Jorge Landívar, dijo que en el operativo, personal de la comuna y policías fueron agredidos por los comerciantes, por lo que  se procedió a sentar una denuncia penal por lesiones. “Como resultado de la intervención tenemos cinco heridos: tres gendarmes, un policía de la UTOP y un funcionario de Sengur”,  informó Landívar. 

El secretario de Comunicación indicó que, incluso, se decomisaron bombas de fabricación casera. “Creemos que esa no es la manera de responder contratando maleantes y palomillos que conviven seguramente en los alrededores de ese mercado”, dijo.

Agregó que se pidió a Asesoría Legal  que formalice las denuncias para que se pueda abrir un proceso investigativo.  

Por su  parte, los comerciantes denunciaron que varios gremiales también resultaron lastimados y que tres de ellos  fueron arrestados y conducidos a la Felcc. Se conoció que entre los arrestados están René Limachi y Leoncio Visalla. “Esto es un abuso. Aparte de que nos han golpeado, han detenido a mi esposo”, expresó Celia Paco, esposa de Limachi, que angustiada pedía que liberen a su esposo.

Ellos recibieron el apoyo de los dirigentes gremiales, quienes indicaron que la Alcaldía está incurriendo en excesos y abusos al ejecutar su plan de traslado de mercados usando la fuerza. “Esta no es la forma de tratarnos. No somos maleantes, somos gente que trabajamos para que los cruceños tengan alimentos frescos, nos ganamos la vida de una forma digna”, dijo Rodolfo Ochoa, dirigente del sector. 

No habrá marcha atrás

“Al final alguien se va a comer el queso y les aseguro que seremos nosotros”. Esa fue la respuesta de Landívar a un periodista que le consultó cuándo se verán los resultados de los operativos, pues pareciera que se juega al gato y al  ratón, ya que ni bien los gremiales son desalojados vuelven a ocupar los espacios públicos cuando la Alcaldía afloja el control.

La consulta fue debido a que ayer, cerca de las 9:00, varios comerciantes ya habían vuelto a vender en los alrededores del Abasto, pues solo el camellón de la avenida Piraí era custodiado por los funcionarios municipales.  Por la tarde, nuevamente bajó el número de ambulantes.

Sin embargo, Landívar reiteró que la comuna no bajará la guardia con los controles hasta conseguir la recuperación del espacio público en ese y otros mercados de la ciudad. “Vamos a continuar con el ordenamiento. Debo decirles que si las vuelven a construir (por las casetas), las vamos a volver a retirar, pues lo que estamos haciendo es cumplir con la ley, no podemos permitir que personas con el pretexto de vender tomen el espacio público”, advirtió Landívar. 

Por la tarde, autoridades de la Alcaldía, entre ellos Landívar, se reunieron con comerciantes del interior del Abasto. El secretario de Comunicación dijo que se les aclaró que no se ‘tocará’ a los que tienen puestos en el interior del mercado, pero que se ejecutarán mejoras en los alrededores para remozar el lugar. Se anunció que se eliminará la rotonda del tercer anillo externo y av. Piraí para construir una gran avenida, cubriendo el canal de drenaje.

 Varias semanas de protesta

Primer operativo de desalojo
El viernes de la semana pasada, la Alcaldía realizó un primer operativo de desalojo de comerciantes en los alrededores del mercado Abasto. Ese día se registraron hechos vandálicos protagonizados por personas que decían ser gremiales que bloquearon las calles y realizaron marchas en rechazo al plan de reordenamiento.

Se unieron contra el traslado
Un día antes del primer desalojo, comerciantes de distintos mercados marcharon hasta el Abasto para protestar contra el plan de traslado gremial y dar su apoyo a los comerciantes de dicho mercado.

Marcha gremial
En noviembre comenzaron las movilizaciones más duras en contra del plan de traslado de los comerciantes informales del mercado Abasto. El 21 de ese mes, una marcha de protesta acabó en actos vandálicos. Una caseta móvil y gigantografías fueron destruidas, computadoras desaparecidas, documentos de propiedad de la comuna quemados y nueve funcionarios municipales heridos (la mayoría mujeres) fueron el saldo de la protesta, que también requirió la intervención de la Policía, que tuvo que gasificar para dispersar a los gremiales. El sector anuncia que resistirá al traslado.



 




En esta nota