ECONOMÍA

Justiniano:“El boom inmobiliario es una bomba de tiempo”


Con mucha preocupación y a la vez con una visión clara sobre el futuro, el titular de la UNE se refiere a la situación medioambiental que enfrentamos


17/07/2017

Ya no se puede esperar más, las urbanizaciones lo están avasallando todo. No estamos en contra del desarrollo de Santa Cruz, estamos en contra de un crecimiento sin planificación y que puede dejar con graves problemas a los habitantes de esos proyectos habitacionales construidos casi sin ninguna regulación, sostuvo David Justiniano, presidente de la Universidad Nacional Ecológica (UNE) al iniciar el diálogo. 

¿Cómo califica la situación inmobiliaria de Santa Cruz?

A la lógica de que somos el motor del desarrollo del país estamos avasallando al medioambiente, qué le vamos a dejar a nuestros hijos, lamentablemente hay un boom inmobiliario que lo único que está haciendo es generando una bomba de tiempo, que si no se le hace una planificación, si no se hace una estrategia, si no se inmiscuyen todos los actores político-institucionales, como la Gobernación, la Alcaldía, los municipios circundantes, para poder planificar lo que nosotros queremos, hacia donde nosotros queremos como futuro, va estallar en cualquier momento con consecuencias fatales para nuestro medioambiente.

 ¿Cómo ve la problemática de los residuos sólidos?

Aquí nada se planifica, no sabemos dónde van a ir los desechos sólidos, el botadero de Normandía ya no abastece, todo mundo lo sabe hace años y nadie se ha puesto a debatir dónde vamos a empezar a botar nuestra basura o qué tratamiento le vamos a dar, como ya se hace en las grandes ciudades, industrializando la basura, es un aspecto que se puede hacer, pero tiene un alto costo y creo que las condiciones en Bolivia no están dadas. Debemos buscar alternativas.

¿Qué se está haciendo?

Seguimos haciendo más urbanizaciones, aquí cerquita se están construyendo y se está fomentando su crecimiento, van a botar la basura donde tengan un lote baldío cerca; los urbanistas no han intervenido en esa planificación en serio que se debe hacer, simplemente han dicho lo verde, compramos, enlosetemos, loteemos, vendamos y nos enriquecemos.
 
¿Y el cordón ecológico?


Sin ir muy lejos, el cordón ecológico que nosotros lo defendimos a ultranza porque entendemos que como pulmón eso hay que defenderlo, hay dos leyes, una la 2122 que lo declara patrimonio histórico y natural, que quiere decir que nadie puede construir a una cierta distancia y más después, creo que en el 2004, se dicta otra ley que lo declara parque nacional ecológico metropolitano, que es el pulmón que permite respirar a la ciudad, aparentemente a esas dos leyes le agregaron un ‘pedacingo’, obras públicas,  que ahí podrían hacerse carreteras, caminos, hacer calles, significaba en otras palabras cortar parte de ese nuestro cordón ecológico, vuelvo a decir so pretexto del crecimiento de Santa Cruz y de ahí los que nos oponemos estamos en contra del desarrollo; ahí hay algunos intereses muy definidos y de muy pocas personas que se benefician con esa modificación de la ley y que va permitir seguramente hacer un nuevo puente y se despega el boom inmobiliario, entonces me imagino que hay algunos dueños que han comprado terrenos a precio de gallina muerta y que con estos proyectos obviamente se van a enriquecer.
 
¿Cómo ve el Urubó?


En la zona del Urubó está el mayor reservorio del agua potable que vamos a consumir en los próximos 30 años; si nosotros no planificamos, ese segundo puente que se quiere hacer es justamente para brindarle condiciones y que la gente migre hacia ese lado, porque ya no hay para donde más crecer, entonces allá han puesto los ojos, pero en desmedro de quién, de nosotros mismos.

¿Qué propone?

Como universidad hemos propiciado la creación de una plataforma de defensa de la vida y del medioambiente donde se integran otros colectivos ciudadanos, fundaciones, grupos muy definidos. 





e-planning ad