SANTA CRUZ

Juegos infantiles funcionan sin medidas de seguridad


Aunque hay oficinas de la Alcaldía que deslindan responsabilidad, la CRE y los Bomberos lamentan que se den estos defectos que acaban en accidentes

La rueda gigante tiene este sistema de poleas que presenta desgaste en una de las ruedas de la cadena

06/01/2017

Un rosario de irregularidades fueron descubiertas por bomberos de la Alcaldía en los juegos infantiles que desde principios de diciembre del año pasado han sido instalados en el paseo El Trompillo, enfrente del cine Center, el cual es muy concurrido.

Una inspección del personal del Departamento de Emergencia Municipal (DEM) alertó de los defectos, entre ellos conexiones eléctricas rústicas, cables pelados, fierros peligrosos, tablas quebradas, agujeros mal arreglados en las camas elásticas y otros. Según el responsable del DEM, Roxney Borda, los propietarios de estos dos juegos deben corregir los defectos; aunque las conexiones malas no pueden ser reconectadas para evitar accidentes.

Responsabilidad
El presidente de la Asociación de Artesanos de Juegos Recreativos de El Trompillo, Orlando Justiniano, indicó que no les desagrada estas inspecciones porque así pueden dar un buen servicio a los niños. Los que se vieron en problemas fueron los de la Asociación 1.º de Mayo, que presentaban la mayoría de las irregularidades. 

Una funcionaria de Espacio Público de la Alcaldía deslindó responsabilidades en caso de un accidente, aduciendo que es competencia de la oficina de Eventos Especiales. 
Esta anomalía preocupa al comandante de los Bomberos de la Policía, Fernando Peláez, que reveló que la Alcaldía no pide el requisito de inspección que da ese organismo para todos los eventos que autoriza. 

La CRE reveló que para todo evento deben presentar permiso del espacio público de la Alcaldía. “La inspección del puesto de medición e instalación del medidor lo hace CRE, aunque muchas conexiones de estos juegos son irregulares pues toman energía de las viviendas próximas”, anotó Amílkar Jaldín, de la CRE 



En esta nota