SANTA CRUZ

Jueces ordenan el retiro de niños del penal y ratifican prohibiciones de ingreso


La disposición debe ser cumplida por las autoridades del reclusorio y si hay reos que no quieren cumplirla, corren el riesgo de perder la tutela sobre sus hijos

Por la tarde en este mismo escenario, algunas mujeres protestaron y exigieron anular la determinación
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

01/03/2018

Una semana después de que se descubriera que en el penal de Palmasola se abusó sexualmente de una niña de 8 años, que pasó varias noches pernoctando en el lugar con su madre que visitaba a un reo condenado por violación y que este aprovechó la situación para vejar a la menor, se emitió una resolución de cumplimiento inmediato para que no se permita la permanencia de los menores en el reclusorio y se advirtió que si los internos no obedecen la misma, corren el riesgo de perder la guarda de sus hijos.

La decisión, que fue formalizada en la primera resolución de la mesa de trabajo que viene tratando de hacer cumplir las leyes en favor de los menores desde 2012, fue comunicada por la jueza Shirley Becerra, que junto a representantes de la Gobernación, de la Alcaldía, la Defensoría del Pueblo y de otras instituciones, estuvieron ayer por la mañana por varias horas en la cárcel. 

“Nos reunimos hoy (ayer) como lo hacemos desde 2012 para lograr cero niños en la cárcel”, indicó la juzgadora y luego aseveró que en ninguno de los ambientes donde están detenidos los varones se permitirá la presencia de menores y que solo se dejará que los hijos menores de seis años de las internas, pueden quedarse en la cárcel bajo la condición de que sus madres los lleven a la guardería que es parte de los predios carcelarios. 



Becerra explicó que se notificará con la resolución, que también fue firmada por sus colegas Lida Ojopi y Marisol Ortiz, a las autoridades policiales, judiciales y a los responsables de Régimen Penitenciario, para que todo lo dispuesto se cumpla.

“La ley está para cumplirla, no se puede discutir”, aseveró Becerra e insistió en la necesidad de hacer prevalecer los derechos de los niños, por encima del de sus padres, argumento que utilizan los privados de liberad para no permitir su salida.

Por la tarde algunas esposas de los internos se reunieron en el ingreso del penal, con carteles que pedían dejar ingresar a los niños a la cárcel.
Ellas afirmaban que sus menores no corren peligro dentro y respaldaban las gestiones de los reos, que fungen como jefes de sus compañeros de encierro, por haber conseguido que las familias no se desintegren.

Las autoridades ante este tipo de argumentos fueron claras y aseveraron que el derecho a la libertad de los niños, está por encima del derecho que exigen sus padres a mantener una familia constituida a costo de mantener dentro del reclusorio a los niños. Incluso se pedirá a los jueces de ejecución de penas, que se considere como un aspecto negativo el que un reo mantenga dentro de Palmasola a sus hijos.

El número de menores

Si bien ayer el encargado del Servicio de Políticas Sociales de la Gobernación (Sedepos), Duberty Soleto, indicó que dentro del penal habían
más de 70 menores, ayer las autoridades que participaron de la decisión de prohibir el ingreso a los niños indicaban que el número de infantes no supera los 30, aunque aclararon que es necesario verificar el dato.

Se espera que Régimen Penitenciario facilite en los siguientes días un informe detallado de la cantidad exacta de menores que hay en los pabellones de varones, ya que estos deben dejar la cárcel para vivir en libertad y si no tienen ningún familiar que los pueda acoger, deberán ser llevados a uno de los hogares que la Gobernación administra. La Defensoría realizará los informes sociales, para saber cómo se actuará.

Más detalles 

La resolución
El documento, que en su parte resolutiva tiene cinco puntos, prohíbe la permanencia de las niñas, niños y adolescentes en los recintos de varones en Palmasola, permite excepcionalmente que menores de sies años vivan con sus madres en el área para mujeres, ordena que los menores sean enviados a la guardería del penal, que las visitas solo serán los jueves, sábados, domingos y feriados, y que los niños ingresarán con su carné de identidad y que no se permitirá a nadie pasar la noche en el reclusorio.

Espacio para las visitas
Se informó que los reos, con recursos propios, construirán un espacio aislado para recibir a sus parejas que vayan con sus hijos. Por el momento, se tratará de evitar que los menores cuando vayan de visita lo hagan en los dormitorios.



 




En esta nota