SEGURIDAD

Joven muere por reacción errada luego de ser asaltado


Un ladrón lo despojó del celular. Marcelo lo persiguió y acabó atropellado por dos vehículos. Este año egresaba de ingeniero

El occiso en el lugar del hecho. Choferes serán presentados ante un juez que decidirá su situación jurídica
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/06/2018

Soñaba con montar su empresa en su natal Sucre. Solo esperaba egresar este año como ingeniero comercial de la universidad Domingo Savio de Santa Cruz, pero sus ilusiones se truncaron abruptamente la tarde del lunes en la avenida Cristo Redentor, entre el quinto y sexto anillo, donde Hammer Marcelo Plaza Nogales (25) murió atropellado por dos vehículos.

Los choferes involucrados en el accidente estaban desconcertados por el cruce intempestivo del peatón en la concurrida avenida, pero luego de la desgracia se enteraron de que segundos antes Marcelo había sido despojado de su celular por dos delincuentes a la altura del viaducto.

Luego del robo, los ladrones cruzaron rápidamente la avenida y el joven reaccionó persiguiéndolos sin tomar conciencia del frenético tránsito vehicular en la zona. El motorizado Toyota Hiace, placa 2383-HPS, lo embistió, arrojándolo a la calzada con tan mala suerte que la parte trasera de un camión tráiler lo pasó por encima, provocándole la muerte casi de forma instantánea.

Lee también:

Los testigos solo atinaron a llamar a la Policía para levantar el cadáver de Plaza, que vivía solo por la zona donde ocurrió la desgracia, pues toda su familia reside en Sucre. Karina, su amiga en Santa Cruz, fue la primera en enterarse de la mala noticia al recibir una llamada de la Policía. 

Lo llevarán a su pago

Marcelo era licenciado en marketing y publicidad, y estaba por concluir la carrera de Ingeniería Comercial, con el fin de retornar a Sucre, donde pensaba instalar su empresa en el rubro del comercio.

El universitario trabajaba en la empresa Venado, a donde justamente se dirigía alrededor de las 16:00 del lunes. 

“Teníamos que vernos ayer pero lo llamaron de su trabajo y postergamos nuestro encuentro para martes o miércoles. Él estaba saliendo a entregar unos productos de su empresa cuando ocurrió todo”, lamentó Karina, a quien le llama la atención el hecho de que Marcelo hubiera perseguido a los ladrones pues, según ella, era tímido.

El padre de la víctima llegó ayer de Sucre, retiró el cuerpo y lo trasladó a la funeraria La Cruceña, donde anoche lo velaron y hoy prevén trasladarlo a la capital del país para darle cristiana sepultura. La familia espera a la madre del difunto, que anunció para hoy su llegada desde España para dar el último a Dios a su hijo.



 




En esta nota