Ingresan primeros camiones al nuevo mercado, pero falta organización


Los vendedores informales de comida, refrescos y de plásticos improvisaron sus puestos en las afueras del nuevo mercado. Las instalaciones se cerraron por algunos minutos ayer. El acto inaugural será mañana 

El camionero descargó 700 cajas de tomate y se instaló en el puesto 1 del Centro Mayorista

14/11/2017

El Centro de Abastecimiento Mayorista (también llamado Abasto Sur), ubicado en la ruta a La Guardia, entre el octavo y el noveno anillo, abrió sus puertas ayer, es decir, dos días antes de su inauguración oficial, y se pudo evidenciar la falta de información  y desorganización no solo de los gremiales, sino también de los funcionarios que controlan dicho mercado. 

José Luis Unzueta Flores fue el primer productor mayorista que ingresó a las nuevas instalaciones para descargar su mercadería que trajo desde su natal Tarija. Lo hizo a las 7:30, pero su ingreso al lugar no fue fácil, pues a las 6:00 el hombre tuvo que llamar por teléfono a la administradora del mercado, Carol Viscarra, para que le dé la autorización. Las consultas llegaron hasta la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, quien finalmente dio la orden y don José Luis, una hora y media después, pudo ingresar al mercado y descargar sus 700 cajas con tomates en el puesto N.º 1.

A partir de ahí ingresaron otros camiones de hasta dos toneladas que transportaban productos, entre frutas, verduras y hortalizas. La mayoría provenía de los valles cruceños. Tras ellos también entró un gran número de vendedores mayoristas y minoristas en procura de acceder a uno de los 60 puestos abiertos que hay en cada uno de los seis galpones. 

Hasta las 8:30, en el sector de frutas ya había ocho camiones cargados de sandía estacionados a la espera de los compradores mayoristas; al lado derecho, en el sector de verduras, había un camión descargando tomates 

En otro sector, un grupo de mujeres se ubicó fuera de los puestos de venta abiertos y se negaba a salir del lugar, indicando que necesitaban que la comuna les asigne dichos puestos para comercializar sus productos. “Es un día de pérdida para nosotros que vivimos del día a día porque no tenemos puestos para vender nuestra carga”, manifestó Mirian Paredes. Junto con  ella estaban Virginia Nogales, Consuelo Alba y Melfi Viruez, vendedoras de tomate en el Abasto desde hace más de 25 años.

Otro que pedía un lugar para vender era Efraín Quintanilla, que llegó de Saipina con un camión lleno de sandía y que, a diferencia del mercado Abasto, en el Centro de Abastecimiento Mayorista recibió la orden de no vender su producto al raleo, sino al por mayor. 

A las 9:00, la administradora Viscarra tuvo que ordenar el cierre de las dos puertas de ingreso al nuevo mercado para evitar problemas con los comerciantes minoristas que llegaron para protestar porque no están de acuerdo con el traslado a este centro.

Al ver la saturación de gente y los reclamos de los mayoristas y minoristas que se apostaron en los galpones y en la parte externa del nuevo mercado, los concejales y también dirigentes gremiales Jesús Cahuana  (UCS) y José Luis Maturana  (MAS), así como el concejal  Franz Sucre (SPT), se reunieron a puerta cerrada con algunos dirigentes para depurar la lista de gremiales, pues detectaron que había nombres de comerciantes minoristas que se anotaron como mayoristas.

Durante la mañana, en tres ocasiones se cerraron las puertas del centro. El secretario de Comunicación de la Alcaldía, Jorge Landívar, aclaró que no se ordenó el cierre de las puertas a los productores, sino que se lo hizo para organizar la ubicación de los gremiales y garantizar que mañana, que es el día de la inauguración oficial, el mercado funcione bien ordenado.

Hasta el mediodía, los productores que llegaron en camiones con sandías no podían realizar sus ventas, pues no había muchos compradores al por mayor. Esta situación inquietó a varios de ellos.

Por la tarde el mercado mantuvo sus puertas abiertas e ingresaron más camiones con productos al lugar. 

Los ambulantes

Los ambulantes también llegaron al nuevo centro. Vendedores de refrescos, somó, comidas y de bolsas plásticas instalaron sus puestos de venta en las aceras de la parte externa del mercado, ante la vista de gendarmes municipales. 

Otros más osados, como un vendedor de globos inflados, se paseó dentro de los predios con su mercadería y similar actitud tuvo una mujer que vendía sándwiches de chancho, que no tuvo problemas para ingresar, abriéndose paso por medio de los gendarmes; sin embargo, media hora después la mujer fue sacada de los predios municipales. Hasta entonces, la mujer ya había saciado el hambre de decenas de hombres y mujeres que se encontraban en el lugar.

A medida que fue llegando más gente al mercado, se observó a funcionarios de la Alcaldía movilizados por todos lados, unos buscando las llaves de los baños, otros haciendo gestiones para que se arregle un sanitario que en el primer día tuvo desperfecto y otros  para que en la sección del snack haya energía eléctrica. 

Algunos funcionarios parecían no estar bien informados sobre el funcionamiento del nuevo centro, pues daban información confusa o errada a los comerciantes.

Los estibadores
Paralelo a ese movimiento, el diario EL DEBER también observó a los dirigentes de los estibadores explicando a sus 700 afiliados las normas internas del nuevo mercado. Les recordaba los procedimientos que se deben seguir a la hora de  limpiar los predios. Por ejemplo, les decía que no debían arrojar en el sanitario ni en el piso sus bolos de coca, a tener cuidado con los azulejos y a no pintarrajear las paredes.
Según Viscarra, los estibadores decidieron mantener la tarifa de Bs 1 por carga  y acordaron con la comuna que se encargarán de la limpieza del mercado mayorista.

El transporte público
En transporte público también empezó a llegar al lugar. Hasta la semana pasada, la única línea de micros con su ruta autorizada era la línea 2, pero ayer se observó a la línea 123, a trufis de la línea Nueva América y a ‘toritos’ que improvisaron sus paradas en la ruta a La Guardia, en el octavo anillo y tres cuadras más adelante de ese anillo.

Los Minoristas y vendedores ambulantes del Abasto hacen vigilia en la acera de la av. Piraí
Los comerciantes minoristas y  ambulantes instalaron una vigilia en la acera de la avenida Piraí, entre tercer y cuarto anillo, en rechazo al traslado de los mayoristas al nuevo Centro de Abastecimiento Mayorista, ubicado entre el octavo y noveno anillo de la carretera a La Guardia. 
En esos predios colocaron la tricolor nacional, la bandera cruceña y carteles contra las autoridades municipales. El sector no está conforme con el mercado que construyó la comuna para los vendedores minoristas en el barrio San Jorge, del distrito 6 (Pampa de la Isla).
“La vigilia se mantendrá hasta el miércoles 15 (mañana) y si no hay respuesta a nuestra demanda de parte de las autoridades municipales, nos veremos en la obligación de asumir medidas más radicales”, advirtió el dirigente de un sector de los minoristas del Abasto, Freddy Eugenio. 
Según el dirigente, la vigilia se hace todo el día y en ella también participan los comerciantes mayoristas y ambulantes. “No nos oponemos al traslado, solo pedimos que se lo haga después de las fiestas de fin de año”, añadió Eugenio.
Mientras tanto, gendarmes municipales recorrían el mercado Abasto del tercer anillo para informar a los camioneros y productores que llegaron con productos de otras regiones, incluso fuera del país, que a partir de este miércoles ya no podrán ingresar a este mercado, sino que deberán ir al Centro de Abastecimiento Mayorista. 
La comuna cruceña también colocó letreros electrónicos en las rotondas cercanas que están próximas al mercado Abasto, informando sobre el traslado a las nuevas instalaciones. 

En la jornada


Horario de funcionamiento
La administración dispuso que el horario para el ingreso de camiones al nuevo centro sea de 15:00 a 00:00, la atención al público, desde las 00:00 hasta el mediodía, y la limpieza de los predios, de 12:00      a 15:00.

Los baños
La administración, mantenimiento   y limpieza de los baños del nuevo mercado se dará a una empresa.    El cobro será de Bs 1,50.

Gratis hasta enero
La gratuidad del uso de los snack en el nuevo centro durará hasta enero, luego, mediante licitación, se prevé contratar a una empresa para que lo administre. Ayer las personas que vendían jugos son las mismas comerciantes de frutas y de tomate. El comedor aún no funciona y el centro refrigerado recién operará  en unos dos meses.

El festejo
El acto central de inauguración del centro será a las 19:00 de mañana. Al acto fue invitado el presidente del Estado, Evo Morales.

1.000 Puestos libres 
Con el traslado gremial al mayorista, en el actual Abasto habrá  10.000 m² desocupados con capacidad para 1.000 puestos. Quedarán a disposición de los minoristas. 



En esta nota