SANTA CRUZ

Incendio en Roboré moviliza al gobierno central y departamental


Las tareas vía aérea se reiniciaron la mañana de este domingo. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta y el gobernador, Rubén Costas, se encuentran en la zona del desastre


Una secuencia de imágenes muestra cómo trabaja el bambi bucket con el que se combate el fuego en Roboré. Fotos: Carlos Orías
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/08/2019

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta y el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, llegaron juntos a Roboré la mañana de este domingo y de inmediato se reunieron con autoridades locales y militares para evaluar la situación provocada por el incendio forestal que afecta a la zona hace varios días.

La autoridad consultó puntualmente sobre los daños materiales, y dada la declaratoria de desastre de la Gobernación, dispuso que se ayude a una decena de familias que han perdido sus casas.

Entre los pedidos que se hicieron a Zavaleta está la necesidad de contar con una decena de camiones cisterna con moto bomba, a fin de que trabajen como bomberos.



El titular aseguró que tras la declaratoria de desastre departamental es misión del gobierno coadyuvar en las tareas que estén destinadas a atender la emergencia. 

Por el momento el balance es de pocas pérdidas de propiedad, y ninguna víctima mortal, aunque si algunos intoxicados entre soldados y pobladores.

Costas y Zavaleta a su llegada a Roboré. Foto: Carlos Orías

Por su parte, el gobernador Costas garantizó que se dará respuesta inmediata a los pedidos de ayuda material y logística en coordinación con la Alcaldía de Roboré y el ministerio de Defensa.

El pedido de las autoridades locales es de que se pueda contar con al menos tres cisternas permanentemente en Roboré, así como intensificar las medidas de control, debido a que en medio del desastre continúa habiendo incendios que se extienden por chaqueos legales e ilegales. 



Trabajo vía aérea

EL DEBER acompañó a una de las aeronaves que está trabajando en la zona con un bambi bucket, un recipiente gigante que es capaz de descargar entre 420 y 660 galones de agua (ver secuencia de imágenes en la foto principal). Este operativo se realizó en la zona del Chorro de San Luis y tiene como objetivo frenar el fuego que avanza hacia Roboré.

Los dos helicópteros súper puma estuvieron dedicados en las pasadas horas a echar agua sobre el fuego cerca de Aguas Calientes y en cumbres de la serranía cerca de Roboré, para evitar que se extienda a la reserva de Tucabaca.

Además de los dos helicópteros del Ejército, hay al menos siete cuadrillas combinadas de militares y guardaparques desplegadas para el combate al fuego en las comunidades más afectadas. Cerca de Roboré, al este en San Lorenzo nuevo y San Lorenzo Viejo, y al oeste, en las proximidades de El Portón y Chochis

Hasta esta mañana este era el reporte de los focos de incendio en el municipio de Roboré.