SANTA CRUZ

Hubo siete muertes; la Policía destaca el plan de seguridad


Cinco murieron en hechos viales, uno falleció intoxicado y otro baleado. Echegaray atribuye las muertes a hechos ajenos al Carnaval y destaca la labor de la Policía


En Cotoca, una colisión entre una moto y un camión dejó dos muertas. Milagrosamente, un bebé salió ileso
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

06/03/2019

Si bien cada año las autoridades llaman a la prudencia y a un jolgorio sin excesos, este año las fiestas carnestolendas se saldaron con la muerte de siete personas, una en una balacera en San Matías atribuida por la Policía a una presunta rencilla entre grupos narcos, otro por intoxicación debido al excesivo consumo de alcohol, y el resto por accidentes de tránsito que se registraron en distintos puntos del departamento.

Ante estos hechos, el comandante departamental Igor Echegaray, destacó la labor policial durante el corso cruceño y los tres días del Carnaval con los controles en el centro de la ciudad y las Estaciones Policiales Integrales en los barrios, e indicó que los siete decesos no fueron producto de hechos violentos durante el feriado largo.

Accidentes viales



Cinco de los decesos se produjeron por hechos de tránsito, el más grave en Cotoca, donde el sábado una moto ocupada por cuatro personas colisionó contra un camión, dejando como saldo el fallecimiento de Andrea Espinoza García (24) y María Fernanda Menacho Surubí (23). Resultaron heridos el conductor Marcos Robles Salazar (32) y un niño de un año.

Mientras se hacen las investigaciones para establecer las responsabilidades, el chofer del camión, Alejandro R.E., fue aprehendido al igual que el conductor de la moto, que permanece internado. El comandante de la Policía de Cotoca, Jorge Espejo, señaló que los exámenes de laboratorio confirmaron que ambos conductores estaban sobrios.

Por otro lado, en el octavo anillo de la doble vía a La Guardia, pasado el mediodía de ayer, un vehículo Toyota Corolla color blanco se estrelló contra un poste de luz. Los agentes de tránsito que llegaron al lugar, señalaron que la principal hipótesis es que el conductor iba con exceso de velocidad. Producto del hecho, el conductor Martín Barbolín Terrazas (35) resultó herido, mientras que su hermano, que iba como pasajero, Gabriel Barbolín Terrazas (27), perdió la vida de forma instantánea.

De acuerdo con el reporte del comandante de la Unidad Urbana de Bomberos Voluntarios (UUBR), Álvaro Castillo, el lado derecho del vehículo impactó contra el poste y dejó atrapado al pasajero.



Los otros dos decesos en accidentes ocurrieron en Yapacaní, en dos distintos hechos de tránsito. En uno de los casos un motociclista colisionó con otro vehículo, falleciendo el pasajero; y en el otro, un transeúnte fue arrollado por una moto.

Muerte por intoxicación

Un comparsero fue hallado sin vida fuera del garaje de la agrupación Rumba Carnavalera, en la avenida Cañoto. Según la autopsia, Diego Flores Ortiz, de 19 años, falleció debido al excesivo consumo de alcohol.

El comandante de la Policía, Igor Echegaray, informó de que el joven se encontraba tirado en la calle y un taxista lo llevó al hospital. Se descartó que el deceso haya sido por un hecho violento.

Fernando Sattori, secretario de Salud del municipio, señaló que durante el feriado carnavalero los hospitales municipales atendieron 240 casos de personas intoxicadas, además de 52 heridas.



Carnaval seguro en el centro

El comandante destacó la labor policial en los tres días de Carnaval en el centro de la ciudad, para evitar que se susciten hechos violentos. Indicó que para el último día se movilizaron 1.000 agentes con la finalidad de brindar seguridad e instar a los ciudadanos a despejar las vías públicas a una hora prudente.

Por otra parte, señaló que hubo más de 120 arrestados con fines preventivos en los tres días, debido a que cometieron faltas y contravenciones, por lo que debieron realizar trabajos comunitarios luego de cumplir sus ocho horas de arresto.