SANTA CRUZ

Existen siete predios para parquear que poco se usan en la av. Monseñor Rivero


Para despejar las trancaderas, la comuna reinició la vigilancia en esta vía, que está saturada de negocios cuyos clientes no acostumbran buscar dónde estacionar

El ducto para micros despejado mejoró la circulación en la ‘Monseñor’
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/03/2018

No fue del agrado de los clientes de los bancos, cafés, restaurantes ni de otros boliches asentados en la avenida Monseñor Rivero que la Alcaldía nuevamente aplique la norma 347/2016, que prohíbe el parqueo callejero, de 7:00 a 21:00, de lunes a viernes, en esa concurrida vía capitalina.

Desde el jueves salieron las brigadas de la Dirección de Tráfico y Transporte a colocar los cedulones de infractor a los motorizados que estaban parqueados y a concienciar a los conductores que se encontraban en el lugar para evitar ser sancionados. 

Aunque en una primera etapa no habrá multas de parte de la Alcaldía, pero sí se buscará el apoyo de Tránsito para que opere con sus grúas y traslade los vehículos infractores hasta sus predios.

Estacionamientos

Entre las quejas de los usuarios de los locales de la Monseñor Rivero es que no hay espacios para estacionamiento cercanos a la mencionada vía; sin embargo, en un rápido recorrido, EL DEBER halló siete parqueos con unas 400 plazas, situados entre las calles Asunción, D’Orbigny, Mónica von Borries, Juan B. Coimbra, Castelnau y Beni, que cobran entre Bs 10 y 15.

El lugar más amplio, para unos 200 motorizados, tiene su ingreso por la Monseñor Rivero, al lado de la Cooperativa Agropecuaria Integral San Juan de Yapacaní (Caisy). El garaje está perfectamente señalizado, cobra Bs 15, pero si el vehículo se queda ocho horas no se le cobra montos adicionales. Además, atiende dede las 7:30 hasta la una de la madrugada, especial para los que asisten a los boliches de la zona. Otra ventaja es que tiene salida por la calle Juan B. Coimbra, que corre paralela a la Monseñor Rivero.

A su lado, en la parte norte, casi en la calle Mónica von Borries, hay otro estacionamiento con capacidad para 50 motorizados, cobra Bs 10 sin límite de tiempo. Este garaje también tiene salida por la calle Juan B. Coimbra y atiende de 7:30 a 20:00. Según su administradora, Sarita García, jamás se llena y muchas veces es obstruido en su ingreso por los vehículos de los clientes de los restaurantes de la zona.

Siguiendo por el lado derecho de la Monseñor Rivero, en la Castelnau, enfrente de la plaza Abaroa, existe un predio para parqueo y a su lado, con salida a la Beni, hay otro solar para estacionamiento. Ambos están en una zona copada de locales nocturnos, restaurantes y bufetes de abogados litigantes en el Palacio de Justicia. Su horario de atención es de 7:30 a 19:30, el primero, y de 8:00 a 19:00.

En la calle D’Orbigny, enfrente del Palacio de Justicia, se estacionan hasta dos motorizados en cada espacio callejero, por ello es que nunca se llena el garaje Parking Car, el cual cobra Bs 12 por dos horas y se adiciona Bs 2 por cada hora; este es el estacionamiento más caro de la zona.

En la esquina de las calles Asunción y Libertad, en la plaza del Estudiante, Andrés Coaquira es el responsable del lote que sirve de parqueo, que tiene capacidad para 32 vehículos y que cobra Bs 15 por el mediodía.

“Pese a que no es grande el lugar, nunca se llena, ni ahora con estos controles de la Alcaldía, pues los dueños de autos se quejan porque
consideran que es muy caro el precio”, anotó.

Por último, en la calle Santa Fe, Wálter Serrano administra otro estacionamiento, el cual nunca cubre su capacidad, que es de 18 plazas y que el costo es de Bs 10 por mediodía. “Los dueños de esos vehículos de lujo son los que más tacañean, no quieren pagar Bs 10, prefieren obstruir las calles”, manifestó Serrano, que lleva dos años en este negocio.

Paradas

Los fiscalizadores de la comuna luchan contra los choferes de autos que hacen servicios de trufi y de taxi, los cuales han hecho de la Monseñor Rivero y de la Cañoto sus paradas ilegales, pues ocupan el carril izquierdo, el cual debe estar expedito para el tráfico de micros.

El secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, explicó que sacando los 62 espacios de parqueo sobre la Monseñor Rivero aumenta un 30% la agilidad del tráfico en  la zona. Indicó que, según estudios, hay 150 espacios para estacionar en las calles aledañas y casi 400 en los siete garajes para parquear.

Esta prohibición se hace para recuperar los carriles de circulación de vehículos de servicio público, la cual está amparada en antiguas ordenanzas, entre ellas la 018/98, aprobada en junio de 1998.

La norma 347/2016

Prohibiciones
No estacionar al lado izquierdo de las calles las 24 horas; no parquear en 45º, de 7:00 a 21:00; no en doble fila todo el día; no parquear en los canales de transporte público.

Señalización
Tanto horizontal como vertical está recién pintada y colocada en la av. Monseñor Rivero y en sus calles aledañas.

Vigilia
Dos turnos, de lunes a viernes, de 7:00 a 21:00.



 




En esta nota