SANTA CRUZ

Gritos, denuncias y protestas en pleno acto en el Concejo Municipal


La dueña del local El Antojito y un grupo de mujeres activistas acudieron al Concejo para ser escuchadas, pero como no les dieron la palabra, terminaron gritando a los ediles, incluyendo la presidenta Angélica Sosa


17/02/2017

La sesión del Concejo Municipal de Santa Cruz, presidida por Angélica Sosa, para distinguir a personalidades se vio empañada por las protestas de Verónica Mayta, denunciante del caso extorsión, y por colectivos de activistas por los derechos de la mujer que reclamaron atención.

Mayta irrumpió en la sesión pidiendo la palabra, pues reclama la reapertura de su local El Antojito. Sosa le dijo que no era el momento y no le dio la palabra.

En medio de gritos y lágrimas, Mayta exigió hablar con Sosa. En seguida, Jorge Landívar, secretario de Comunicación de la Alcaldía, salió al paso de Mayta. "Mi pecado fue tener un negocio en la misma zona del concejal Rommel Pórcel", dijo la mujer.

Se produjo una discusión entre Mayta y Landivar y luego Mayta se fue.

Feministas

Entonces, después de las 11:00, una plataforma de mujeres activistas que dijeron tener cita a las 9:00 con el Concejo, hizo una marcha en el legislativo al grito de "¡Sosa, no seas mentirosa!".

Sosa dijo que les pidió que vengan después de las 10:00. La presidenta del Concejo explicó que ella citó a las activistas porque ellas, la noche del jueves, habían ido a increpar agresivamente al alcalde.

La marcha salió a las calles y le recriminó a Sosa. Entonces, detrás de las activistas salió Sosa a ofrecerles hablar, algo que las manifestantes rechazaron. "Respétenos", dijeron.

Sosa advirtió con tomar medidas legales porque, dijo, no permitirá que la llamen "Sosa, mentirosa".

La concejal de UCS, Rosario Schamisseddine, dijo que "sospecha" de motivos políticos detrás de esto.

Angélica Sosa se retira de la sala en medio de gritos de las activistas
Angélica Sosa se retira de la sala en medio de gritos de las activistas


En esta nota



e-planning ad