SANTA CRUZ

Golpes e insultos agravan la crisis en el Sinec y los asegurados exigen atención


El nuevo gerente anunció que hoy ingresará a los predios del Sinec para reanudar la atención a los asegurados. Carola Áñez amenaza con iniciar proceso legal contra el secretario departamental de salud por agresión e impedir que cumpla sus funciones

Los manifestantes impidieron que Áñez ingrese a las oficinas del seguro de salud, en la calle España
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/02/2018

La crisis en el Seguro Integral de Salud (Sinec) tocó fondo. Desde diciembre no hay atención en la consulta externa, los asegurados afirman que no hay medicamentos, tampoco alimentos para los pacientes hospitalizados, mientras que los funcionarios están impagos desde hace varios meses.


Ayer hechos de violencia se vivieron en las oficinas administrativas del Sinec, en la calle España, cuando un grupo de asegurados llegó para exigir que se reanude la atención, porque el conflicto está perjudicando a los 15.000 asegurados.  No obstante, allí se encontraron con otro grupo de personas, entre  asegurados y trabajadores afines a Carola Áñez, exgerenta del Sinec, que les hizo frente.


Áñez es acusada de actos de corrupción; sin embargo, ella niega los cargos y más bien indica que su lucha es para que se respete la institucionalidad. 


“Asesina”, “ladrona”, “justicia para Mario”, le gritaban algunas mujeres e incluso intentaron golpearla con sus carteras y zapatos. Otras personas hicieron un ‘corralito’ para impedir que Áñez fuera golpeada. 


Entre los que exigen que se reanude la atención de la consulta externa están pacientes con enfermedades renales, hipertensión y diabetes.  A estos los acompañaba el secretario de salud de la Gobernación,  Óscar Urenda, y un grupo de trabajadores del gobierno departamental, que también son asegurados del Sinec.


“Entregue las llaves”, le exigía, pero Áñez se rehusaba. Nuevamente llovieron los insultos de uno y otro bando, incluso algunos, al borde del llanto, le pedían a la mujer que dé un paso al costado para que Gilberto Pardo asuma como gerente y que de una vez acabe el conflicto.  Sin embargo, el pedido no tuvo eco. Áñez se ampara en un fallo constitucional emitido a su favor, y más bien advirtió a Urenda con iniciarle un proceso penal por impedir que cumpla con sus labores y por las agresiones sufridas. 

 

El reclamo
“Es una sinvergüenza porque en su momento debió dejar el Sinec y ha creado un caos administrativo y jurídico, todo por sus ambiciones personales”, expresó Urenda e indicó que solo de la Gobernación son 1.500 los asegurados y eso significa que el aporte anual es de Bs 11 millones.


Urenda dijo que Áñez enfrenta un proceso por la compra de una clínica para el Sinec, presuntamente con sobreprecio. Por este proceso, ella debe asistir a una audiencia cautelar el 19 de este mes.


 Tommy Antelo, dirigente de los trabajadores del Sinec, indicó que la acusación contra Áñez es por desviación de Bs 710.000.


Urenda comentó que la molestia de los asegurados es porque la semana pasada falleció Mario Vaca Terrazas, trabajador de la Gobernación, quien  durante un año mandó cartas a Áñez para pedirle atención médica porque necesitaba que le cambien el marcapasos. No obstante, dicha petición no tuvo respuesta y el hombre murió. Urenda dijo que pedirá al directorio del Sinec que inicie las acciones penales contra Áñez por la comisión de delito de omisión de socorro.


“No puede ser que la justicia no escuche nuestras denuncias”, dijo Sonia Vargas, que denunció que durante los últimos seis meses tuvo que llevar a su madre (con problema renal) a un médico particular y comprar las medicinas. 


Eliana Orihuela, ex jefe médico del Sinec, indicó que debido al conflicto hay funcionarios que no reciben su sueldo desde marzo y otro grupo desde noviembre del año pasado. Aseguró que en  el Sinec no hay medicamentos ni recursos para comprarlos, tampoco alimentos para los internados.


Cerca del mediodía, el gerente  Gilberto Pardo anunció que hoy ingresará a las oficinas del seguro médico con presencia de un notario de fe pública y un fiscal en procura de reanudar los servicios de atención a los asegurados. 

Dos hombres se pelean en el garaje que está al lado del Sinec