SANTA CRUZ

Gobierno tilda de consigna propuesta de federalismo económico


El viceministro recuerda que no está en la Constitución. Costas lo ratifica en su discurso y Parada la cree posible

Unas 3.000 personas asistieron a la promulgación. No hubo el fervor de los tiempos de la lucha autonómica
Escuchar el artículo Pausar Lectura

31/01/2018

Para Hugo Siles, viceministro de Autonomías, es un contrasentido que el mismo día que se sanciona el estatuto autonómico adecuado a la Constitución Política del Estado se hable de avanzar hacia una autonomía económica federal, algo que no está reconocido en la Constitución Política del Estado ni se sabe muy bien qué significa. En su opinión, la propuesta hecha pública por José Luis Parada, asesor general de la Gobernación y ratificada en su discurso por el gobernador Rubén Costas, solo se trata de una “consigna partidaria sin asidero y sin definición; un acto irresponsable a un día de recibir su estatuto compatibilizado”.

En su discurso de anoche, el gobernador Costas dijo que uno de los grandes retos del proceso autonómico es federalizar el modelo boliviano. “No es otra cosa que incorporar principios y valores del federalismo, e invertir el proceso de construcción de la autonomía, para que no sea el Gobierno central el que dirija unilateralmente este proceso. Somos los gobiernos autónomos los que debemos reconducir el camino de la autonomía, bajo los principios de subsidiariedad, responsabilidad y solidaridad”, dijo Costas.  

Parada baja el discurso a la cotidianidad de la administración de la Gobernación. Asegura que no es la intención de Demócratas tocar la Constitución, sino avanzar a una forma de federalismo económico, para que exista autonomía económica y financiera, y que cada departamento pueda desarrollarse de acuerdo a sus necesidades, generando los excedentes para mejorar la vida de sus ciudadanos. 

 

Dinero, no política
Parada asegura que hasta la fecha han fracasado todos los modelos de Gobierno aplicados en el país porque su base económica es la misma: la exportación de materias primas. Recuerda que el país lleva tres años de déficit comercial (exporta menos de lo que importa) y cuatro años de déficit fiscal (gasta más del dinero que genera).


En el nuevo pedido federal está escondido el descontento del resultado del pacto fiscal. Para Siles, el pacto fiscal fue un éxito, ya que se identificaron 25 fuentes alternativas de financiamiento y se establecieron tres consejos de coordinación sectorial: seguridad ciudadana, salud y minería. Descarta por completo que el Gobierno central pueda ceder parte de la coparticipación tributaria a las regiones, porque asegura que salvo el 3%, todo se va en pagar a médicos, profesores, militares y policías para todo el país. 


Parada se queja de que el Gobierno no se puso a pensar de qué vivirían las gobernaciones cuando ‘confiscó’ más del 70% de los recursos del IDH, que cifra en más de $us 3.500 millones, y así como las gobernaciones se las tienen que ingeniar para ver cómo financian sus planes y proyectos, le gustaría ver a un Gobierno central generando recursos frescos para pagar a profesores, médicos y policías. Costas, por su parte, les lanza un desafío: adecuar la repartición de recursos a la nueva Constitución. La fórmula actual data de los tiempos de la República.



 




En esta nota